Navigation

Política suiza

Votaciones del 28 de noviembre en Suiza

Este contenido fue publicado el 28 noviembre 2021 - 17:52
Corinna Staffe (Illustration)

Los suizos dan un gran “sí” a la Ley COVID y reconocen con ello el certificado sanitario como instrumento para luchar contra la pandemia. La iniciativa sobre los cuidados de enfermería es ampliamente aceptada, mientras que queda enterrada la propuesta de elegir a los jueces por sorteo.

Por segunda vez en seis meses, el pueblo suizo validó la política sanitaria del Gobierno. Tras haber aceptado una primera versión de la Ley COVID-19 en junio, aceptó ahora también las modificaciones de esta base legal que permiten el uso del certificado sanitario y otras medidas financieras de respaldo a sectores afectados por la pandemia.

A pesar de las manifestaciones callejeras y de los recursos del "no" contra la ley, los ciudadanos no desautorizaron al Consejo Federal (Gobierno).

Para los partidarios del "sí", el certificado COVID-19 constituye un instrumento indispensable en la lucha contra la pandemia. Para los partidarios del "no", representa un obstáculo para las libertades individuales.

Aprobada la iniciativa sobre enfermería

La pandemia también estuvo en el trasfondo de la votación en torno a la iniciativa de enfermería.

La mayoría del electorado suizo -61%- votó a favor de la iniciativa popular, que fue presentada en 2017 por la Asociación Suiza de Enfermería, con el objetivo de combatir la grave escasez de personal del sector y mejorar sus condiciones laborales.

Incluso antes de la pandemia, las condiciones de trabajo de las enfermeras y los enfermeros eran difíciles, con estrés, falta de reconocimiento y bajos salarios. Nuestra encuesta en los meses anteriores a la crisis del coronavirus arrojó una dura luz sobre su realidad.

El sorteo de los jueces federales no seduce

Los jueces federales no serán designados por sorteo. La ciudadanía suiza rechazó con 68.1% de votos en contra, la iniciativa del industrial alemán Adrian Gasser, que reclamaba una mayor independencia de los jueces. Los partidarios del "sí" perdieron muchos votos en comparación con los primeros sondeos, que preveían un resultado ajustado.

Actualmente, los jueces son elegidos por el Parlamento, que atribuye los puestos de jueces federales en función de la fuerza de los partidos. Los jueces sin afiliación partidista no tienen ninguna posibilidad de ser elegidos. De esa manera, el sistema judicial suizo está estrechamente vinculado a la política.



Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?