Navigation

Un pasaporte suizo para todo el mundo

Este es el aspecto del pasaporte de la democracia suiza. Bruno Kaufmann

Sobre la mesa se alza una pila de pasaportes rojos suizos y quien lo desee puede servirse. Sin tediosas pruebas de naturalización sobre la historia de la antigua Suiza o la forma correcta de preparar la fondue. Además, el pasaporte es gratuito. ¿Un cuento de hadas? No, realidad.

Este contenido fue publicado el 15 septiembre 2021 - 11:00

Pero revelemos ya el misterio: ese cuaderno rojo no es el pasaporte de los ciudadanos suizos, sino el Pasaporte de la Democracia Suiza. La primera edición se presentará el 15 de septiembre, Día Internacional de la Democracia.

El color de la cubierta y el formato son los mismos que los del pasaporte oficial suizo. Pero ahí acaban los paralelismos.

Swiss Democracy Passport

El pasaporte se presentará el 15 de septiembre en el foro político Käfigturm de Berna, en el marco del Día Mundial de la Democracia, que la ONU lanzó en 2007.

Habrá también dos eventos internacionales en Suiza: los días 24 y 25 de septiembre se celebrará en Zofingen (Argovia) el Primer Foro Internacional de la Fundación Suiza para la Democracia, con SWI swissinfo.ch como medio colaborador.

La estrella del evento será el politólogo germano-estadounidense Yascha Mounk. Con su libro El pueblo contra la democracia: por qué nuestra libertad está en peligro y cómo salvarla, publicado en 2018, es una de las voces más importantes del debate actual sobre la democracia.

Entre otras cosas, Mounk participará en un panel en Zofingen sobre el tema ‘La democracia ante el coronavirus’, que será moderado por la redactora jefa de swissinfo.ch, Larissa Bieler.

En septiembre del año que viene, está prevista que se celebre la 9ª Conferencia Mundial sobre los Derechos de los Pueblos en Lucerna. La Fundación coorganiza el Foro Mundial sobre la Democracia Directa ModernaEnlace externo.

End of insertion

El pasaporte no está disponible en ninguna de las cuatro lenguas nacionales, sino solo en inglés. El pasaporte de la democracia suiza pretende, por tanto, llamar la atención en el mundo fuera de Suiza.

El subtítulo deja claro de qué se trata: "Guide to Modern Representative Democracy With Initiative and Referendum". Es decir, una guía de la democracia representativa moderna con iniciativa y referéndum.

El pasaporte es un folleto de 48 páginas que ofrece información compacta sobre la democracia suiza y una visión de esta en forma de texto, imágenes y gráficos. "Con el pasaporte de la democracia queremos contrarrestar el gran malentendido mundial de que la democracia directa y la democracia representativa se excluyen mutuamente", afirma Adrian Schmid, presidente de la Fundación Suiza para la DemocraciaEnlace externo, que edita el pasaporte con el apoyo de la Universidad de Berna.
Porque Suiza es un ejemplo real de que la democracia directa y la parlamentaria "no solo se complementan, sino que se apoyan mutuamente", asegura Schmid.

Puede acceder a la versión digital aquí:

Se distribuirá en las embajadas suizas

¿Cómo se puede conseguir el pasaporte de la democracia suiza? El Ministerio de Asuntos Exteriores suizo (DFAE, por sus siglas en francés) distribuirá una gran parte de la tirada inicial de 2 000 ejemplares a través de las embajadas suizas en todo el mundo. El público objetivo son todas las personas interesadas en la democracia, ya sea desde el ámbito de la política, los negocios, la educación o la sociedad civil.

La Fundación Suiza para la Democracia ha financiado el proyecto, aunque algunos de sus miembros se han hecho cargo de una parte de los costes, como el Gobierno Federal y la ciudad de Lucerna entre otros. La fundación emitirá los pasaportes durante el 9º Foro Mundial sobre Democracia Directa ModernaEnlace externo, que se celebrará en esa ciudad en septiembre de 2022.

Lección de democracia para la primera dama: En 1998, Hillary Clinton, esposa del entonces presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton, se inició en el mundo de la democracia inclusiva y directa gracias a los miembros del Parlamento de los Niños de Lucerna. La imagen dará la vuelta al mundo en el nuevo Pasaporte Suizo de la Democracia. Priska Ketterer

Ante la presión que sufren actualmente las democracias y las libertades democráticas, los impulsores del pasaporte no solo se han preocupado de facilitar información, sino también de ofrecer capacitación. "El pasaporte es una especie de caja de herramientas. Con los instrumentos de democracia directa que ofrece, las minorías pueden intentar encontrar mayorías para lograr sus objetivos", señala Adrian Schmid.

Hacer que la gente se sume

La promoción internacional de la democracia forma parte de la política exterior suiza. Es un precepto incluido en la Constitución.

Pero, ¿qué se supone que aporta más democracia a otros países? El ministro suizo de Asuntos Exteriores, Ignazio Cassis, da los siguientes argumentos clave en el prólogo:

  • La democracia directa aumenta el apoyo popular a las decisiones políticas.
  • Obliga a todos los partidos a comprometerse para asegurar las mayorías en determinadas cuestiones.
  • La combinación de democracia directa, federalismo y Estado de derecho garantiza que las minorías sean escuchadas y protegidas. 

Pasaporte de la democracia 4.0

El Pasaporte de la Democracia Suiza es la cuarta versión de este folleto.

El primero se repartió en la ciudad sueca de Falun.

Luego llegó el Pasaporte de la Democracia de la Unión Europea, que está disponible en 23 idiomas. Con una tirada de más de medio millón de ejemplares, es el documento de la UE con mayor tirada.

Desde 2017 existe el Pasaporte Mundial de la Democracia, que también está disponible en versión china.

El inventor de los pasaportes democráticos es el periodista suizo Bruno Kaufmann, corresponsal de la radio pública suiza SRF y colaborador de SWI swissinfo.ch.

"Todo empezó cuando una profesora de secundaria sueca se quejó de que le faltaba una herramienta didáctica sencilla en las clases de política", cuenta Kaufmann sobre el origen de la idea.

"Especialmente a nivel europeo, el Pasaporte de la Democracia ha ayudado a que nuevos instrumentos como la Iniciativa Ciudadana Europea sean mucho más conocidos". Esto se puede asimismo observar en el gran aumento del uso de este primer derecho transfronterizo de los ciudadanos.

End of insertion

Pero Cassis señala también que la democracia directa puede suponer un reto para la política exterior. Especialmente en tiempos en que "la política interior y la exterior están más estrechamente entrelazadas que nunca", como indica en el prólogo. Nuevos instrumentos como el soft lawEnlace externo permiten a la política exterior responder rápidamente a los nuevos problemas mundiales. No obstante, estos acuerdos, declaraciones de intenciones o directrices no vinculantes "también plantean cuestiones legítimas sobre la participación democrática en su elaboración".

Un problema completamente diferente para Cassis es China, con la que Suiza ha mantenido tradicionalmente buenas relaciones desde su temprano reconocimiento en 1950. Pero, ante el aumento de las violaciones de los derechos humanos en China, que Cassis señaló en 2019, Suiza debe representar sus intereses y valores con mayor firmeza frente a Pekín, afirmó. Sin embargo, el jefe de la diplomacia suiza no se refería en este caso a la distribución del pasaporte de la democracia suiza, sino a reforzar el derecho internacional y el sistema multilateral.

Traducción del alemán: José M. Wolff

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.