Navigation

Un matrimonio que Suiza reconocerá 10 años después

Este contenido fue publicado el 27 septiembre 2021 - 11:00

Ger es colombiano y se unió en matrimonio con su pareja suiza en 2011 en Barcelona, España. Su contrato matrimonial podrá ser reconocido en 2022 por el país alpino.

Las autoridades suizas, después de siete años de debate en el Parlamento, decidieron en 2020 permitir el matrimonio igualitario.

No obstante, la última palabra la debió dar la ciudadanía este domingo a través del sistema helvético de democracia directa, luego de que círculos conservadores presentaran un referéndum en contra de la enmienda al Código Civil, necesaria para legalizar el matrimonio de parejas del mismo sexo.

Esta modificación tuvo un claro apoyo, con 64.1% de votos a favor y entrará en vigor en julio de 2022. Un hecho que marcará un antes y un después para Ger en su vida en Suiza.

Fin a una serie de diferencias de trato

Hasta ahora, Suiza reconocía un matrimonio válidamente celebrado en el extranjero, pero no el de una pareja homosexual.

“Mi pareja y yo quedamos muy sorprendidos cuando solicitamos al servicio civil en el cantón de mi esposo, que reconocieran nuestro matrimonio, efectuado en diciembre de 2011. Meses después recibimos como respuesta que Suiza registraba nuestra unión, no como matrimonio, sino, simplemente, como una unión registrada, exclusiva para parejas homosexuales”, subraya.

Esta diferencia de trato quedará enterrada tras el voto de este domingo. “Finalmente podremos recibir el reconocimiento de nuestro matrimonio por parte de Suiza, diez años después de haber contraído nupcias”, se congratula el joven de 31 años.

Diré simplemente “estoy casado”

Las parejas homosexuales que se hayan unido en matrimonio en el extranjero podrán solicitar el reconocimiento de ese contrato civil ante las autoridades civiles suizas a partir de julio de 2022.

Ý aquellos que en Suiza se han decidido por la única opción disponible, la ‘unión registrada’, válida en Suiza desde 2007, podrán “sin burocracias” transfórmala en un matrimonio, dijo la ministra de justicia Karin Keller-Sutter, al abordar ante los medios los resultados del voto ciudadano este domingo.

“Esto significa mucho para mí. Podré decir simplemente que estoy casado y no sentirme obligado a tener que develar mi preferencia sexual a la hora de presentarme como candidato a un empleo, puesto que, en Suiza, para solicitar trabajo, rentar una vivienda o llenar los impuestos hay que dar a conocer el estado civil y el mío ha sido hasta ahora el de ‘unión registrada’, un término solo usado para la unión de parejas homosexuales”.

Posible naturalización facilitada

Otra diferencia de trato que este inmigrante ha vivido en carne propia y que termina con el voto de este domingo es la imposibilidad de solicitar un proceso facilitado para obtener la ciudadanía helvética.

A diferencia del matrimonio, la unión registrada no da derecho a la pareja extranjera de un ciudadano suizo a una naturalización facilitada. “Mis cuñadas, también extranjeras, que se han casado en una unión conyugal heterosexual, incluso viviendo en el extranjero han tenido acceso a la naturalización facilitada. Yo no he podido”.

Con la enmienda al Código Civil en vigor a partir de julio de 2022, este impedimento dejará de existir para los matrimonios de parejas del mismo sexo.


Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?