Navigation

Suiza investiga denuncias de violencia en centros de asilo

Guardias de seguridad privados y policías controlan la entrada al centro de asilo federal en Boudry, cantón de Neuchâtel, el 1 de septiembre de 2018. © Keystone / Laurent Gillieron

Tras las denuncias de malos tratos, abuso de poder y vejaciones en diversos centros de asilo en Suiza, las autoridades judiciales ordenaron una investigación independiente.

Este contenido fue publicado el 05 mayo 2021 - 12:58
Keystone-SDA/RTS/sb

El exjuez federal Niklaus Oberholzer estará al frente de las pesquisas, confirmó el miércoles la Secretaría de Estado de Migración (SEM).

La medida se produce luego de que salieran a la luz una serie de denuncias sobre el uso excesivo de la fuerza en los centros federales.

De acuerdo con el SEM,Enlace externo no solamente los procedimientos han sido llevados a cabo de manera inapropiada sino también los informes respectivos.

Hasta ahora catorce miembros del personal de seguridad privada en tres centros, incluidos ocho en Boudry, en el cantón de Neuchâtel, han sido suspendidos.

“Casos de maltrato son denunciados periódicamente en los seis grandes centros que la Confederación abrió con el objetivo de acelerar el tratamiento de las solicitudes de asilo. Pero a menudo se cuestiona la palabra de las víctimas”, indicó la televisión pública suiza, cuyas antenas en alemán (SRF) y en francés (RTS) llevaron a cabo una investigación al respecto.

Las pesquisas confirmaron las denuncias de uso excesivo de la fuerza por parte de agentes de seguridad cuando se trataba de solicitantes de asilo problemáticos. “Los agentes de seguridad son ocasionalmente provocativos y violentos”, subrayó la RTS.

Oberholzer investigará las acusaciones y los procesos internos y publicará un informe. Ya se está realizando una auditoría interna, indicó el SEM. Agregó que se examinarían de cerca las estructuras internas, la contratación de agentes de seguridad y su formación.

“La SEM quiere que los solicitantes de asilo sean tratados con respeto. Es importante evitar en la mayor medida posible los conflictos violentos entre solicitantes, así como entre solicitantes y colaboradores”, puntualizó el SEM en el comunicado.

Los informes de violencia no son nuevos. Durante las visitas de monitoreo en 2019 y 2020, la Comisión Nacional para la Prevención de la Tortura (NCPT) encontró en reiteradas ocasiones  que el conflicto era parte de la vida cotidiana en ocho centros de asilo federales, y que a veces se convertía en violencia.

A pesar de que el número de solicitudes de solicitantes de asilo ha disminuido  durante la pandemia, los centros de asilo se han  quejado de estar abarrotados,  ya que se han visto obligados a introducir medidas de distanciamiento social para prevenir brotes del coronavirus.

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.