Navigation

Suiza cuenta por primera vez a su población sin hogar

Bajo este precario refugio de ramas y carpas viejas, a orillas del río Arve, en Ginebra, vive un adolescente marroquí. Mark Henley / Panos Pictures

El problema de las personas que no tienen hogar es difícil de abordar y cuantificar. Algunos países y ciudades mantienen registros o hacen grandes esfuerzos para ayudar a quienes carecen de techo, mientras que otros parecen hacer poco. A pesar de ser un país rico, Suiza no es inmune a ese fenómeno. ¿Cuántas personas sin hogar viven en la nación alpina? Una primera encuesta a nivel nacional espera encontrar la respuesta.

Este contenido fue publicado el 04 enero 2021 - 11:00

Algunos países, ciudades y autoridades locales actúan en favor de aquellos que sobreviven en las calles. En Canadá, un grupo de personas en esa situación recibió recientemente una donación en efectivo única de 7 500 dólares (5 200 francos) en el marco de un experimento social de ayuda.

El proyecto New Leaf seleccionó a 50 personas que recientemente se quedaron sin hogar en el área de Vancouver y les proporcionó el equivalente a la tasa anual de asistencia en la Columbia Británica. Un año después, el estudioEnlace externo encontró que, en comparación con un grupo que no había recibido dinero en efectivo, los beneficiarios mostraron importantes mejoras en la estabilidad de la vivienda, la seguridad alimentaria y la dependencia de los servicios sociales.

El derecho a una vivienda adecuada está inscrito en la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948, pero se estima que 150 millones de personasEnlace externo en todo el mundo no tienen hogar. Y a pesar de su reputación de país rico, Suiza no es una excepción: cada invierno, cuando las temperaturas bajan, los refugios de emergencia no cuentan con suficientes camas para satisfacer la demanda, lo que genera un debate sobre la cantidad de personas que viven en las calles.

En Ginebra, una de las ciudades más caras de Europa, muchas personas viven en tiendas de campaña ocultas bajo un puente. Mark Henley/panos Pictures

Una población difícil de precisar

Si bien no es tarea fácil cuantificar con precisión el número total de personas sin vivienda, muchos países de Europa y de otras regiones han publicado al menos una estimaciónEnlace externo. En 2017, Estados Unidos informó que en esa situación se hallaban 553 700 (0,17% de la población total), mientras que eran 6 635 en Dinamarca (0,11%) y 11 000 en Corea del Sur (0,02%). Otros países solo mencionan la tasa de pobreza: Suiza se encuentra entre ellos.

Investigadores de la Universidad de Ciencias Aplicadas del Noroeste de Suiza (FHNW) llevan a cabo el primer estudio a nivel nacional para establecer una estimación de las personas sin hogar en Suiza. El equipo, dirigido por el profesor Jörg Dittmann, comenzó el proyecto a principios de 2020 y espera tener los resultados iniciales para la próxima primavera. El núcleo del estudio consistió en una serie de entrevistas realizadas durante la primera semana de diciembre.

La investigación de campo 

"Intentábamos llegar a una población a la que es muy difícil llegar: no se puede enviar el cuestionario (técnica de encuesta estándar) a las personas si no tienen un hogar”. explica Christopher Young, quien coordinó las entrevistas.

Un universo paralelo es visible bajo el Pont des Acacias a orillas del río Arve que fluye a través de Ginebra. Este grupo oculto de tiendas de campaña está habitado por jóvenes de Marruecos, Argelia y Libia. Mark Henley/panos Pictures

“Simplemente darles un cuestionario de 10 páginas y un bolígrafo no iba a funcionar. Por lo general, estas personas tienen otras preocupaciones”, precisa Young y subraya que el idioma y la formación académica también pueden diferir entre esta población. “Por supuesto que hubo gente que se negó a participar. Pero en general, hubo mucha buena voluntad hacia los entrevistadores”.

Metodología

Los investigadores seleccionaron 50 instituciones en seis grandes ciudades suizas: Ginebra, Lausana, Basilea, Berna, San Gall y Lugano. Un total de 85 entrevistadores visitaron comedores populares, refugios de emergencia e instituciones médicas. Las entrevistas, basadas en un cuestionario corto y uno más largo, se llevaron a cabo de manera anónima.

Los participantes recibieron cinco francos por completar un cuestionario de 15 minutos, que funcionó como un filtro para identificar a quienes habían dormido afuera o en un refugio de emergencia la noche anterior. A estos últimos, considerados el grupo objetivo de personas sin hogar, se les pidió que completaran un segundo cuestionario más largo y se les proporcionaron 10 francos.

End of insertion

En algunas instituciones al menos la mitad de los presentes aceptaron responder a las preguntas de los entrevistadores. “Creo que la actitud positiva general hacia el estudio muestra que [la participación] no fue principalmente un asunto financiero, sino también una oportunidad para que las personas contaran su historia y hablaran de sí mismas, aunque fuera en una entrevista estructurada”, enfatiza el investigador.

Los datos de las entrevistas aún no han sido analizados, pero el equipo realizó un seguimiento del volumen general de huéspedes en las instituciones correspondientes para evaluar qué porcentaje participó en la encuesta. Sus resultados intermedios se compararán con las cifras proporcionadas por las instituciones de la ciudad que se ocupan de las personas sin hogar, antes de calcular las cifras finales.

Desafíos de la investigación

La forma de abordar el tema de la población sin techo varía de un país a otro. Dittmann, quien dirigió el proyecto FHNW, también forma parte de la Red de medición de personas sin hogar en EuropaEnlace externo, por lo que podía comparar metodologías y encontrar la mejor manera de investigar el tema en Suiza.

“En Berlín, París o Bruselas han realizado grandes encuestas en las calles donde la gente contaba a las personas que dormían en ellas”, explica Young. “Decidimos no hacer eso, por varias razones, principalmente porque no teníamos suficientes recursos”.

“Cada método para contar a las personas sin hogar siempre tiene lagunas”.

Los países del norte de Europa son más consistentes en sus encuestas. “Hay países escandinavos que han registrado a sus indigentes. Desde Dinamarca, creo, vemos números regularmente cada dos años. Pero siempre hay diferentes definiciones y cada definición y cada método de contar a las personas sin hogar siempre tienen lagunas”, subraya Young.

Un indigente a orillas del río Arve, debajo del Pont des Acacias, en Ginebra, donde duerme. Mark Henley/panos Pictures

En Suiza, los datos disponibles a menudo solo se refieren a una institución y rara vez a toda una ciudad. Investigaciones anteriores estimaron que alrededor de 100 personas duermen a la intemperie o en refugios de emergencia en Basilea. La ciudad de Zúrich estimó que al menos una docena de personas duermen en la calle durante todo el año.

Lo que viene después

Si bien es difícil establecer el número de personas en situación de calle, es importante hacerlo. “Nuestro objetivo es proporcionar datos para el cambio social, ciertamente para revisar o incluso crear políticas hacia las personas sin hogar”, dice Young. “Esa podría haber sido una razón para que algunas personas participaran y, ciertamente, fue una motivación para algunas instituciones”. Para que una situación cambie, primero hay que conocerla.

En una resolución adoptada el 24 de noviembreEnlace externo en Bruselas, los parlamentarios europeos pidieron a la UE y a sus Estados miembros la erradicación del problema de la falta de hogar para 2030. Suiza aún no tiene una política nacional sobre el tema. Los investigadores esperan que sus resultados generen un cambio en las políticas.

“Una dirección que definitivamente podríamos tomar para mejorar la situación sería ofrecer a las personas sin hogar un enfoque más integrado”, señala Young. Explica cómo, a pesar de la gran cantidad de instituciones que atienden sus necesidades hoy en día, la población que nos ocupa todavía se ve obligada a ir de un lugar a otro en busca de un lugar caliente donde pasar la noche.

Traducido del inglés por Marcela Águila Rubín

Artículos citados

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.