Navigation

Suiza busca el reconocimiento internacional para quienes estudian formación profesional

¿Los aprendices deberían poder obtener un título más adelante? © Keystone / Christian Beutler

La formación profesional –un pilar del sistema educativo suizo– adolece de falta de reconocimiento en el extranjero. Aunque esto podría cambiar si Suiza introduce los títulos de grado (o licenciaturas) y másteres técnicos para profesionales.

Este contenido fue publicado el 06 agosto 2021 - 11:00

La Secretaría de Estado para la Educación, la Investigación y la Innovación (SERIEnlace externo, por sus siglas en inglés) estudia dar nuevos nombres a las formaciones profesionales superiores suizas para así aumentar su valor en el mercado laboral internacional, tal y como dio cuenta el pasado 20 de junioEnlace externo el dominical SonntagsZeitung. Se está debatiendo crear dos nuevas titulaciones: el “Professional Bachelor” (lo que sería un grado técnico o  una licenciatura técnica) y el “Professional Master” (el máster técnico).

Según ha confirmado la SERI a SWI swissinfo.ch, esta secretaría ha puesto en marcha un proyecto especial para llevar a cabo una “revisión holística de cómo están posicionadas actualmente, nacional e internacionalmente, las escuelas de estudios superiores, así como sus programas educativos”.

El objetivo es ver si en el panorama internacional serían viables títulos como el de “Professional Bachelor” [la licenciatura o el grado técnico] y el de “Professional Master” [el máster técnico], que se obtendrían en una escuela superior y no en una universidad.

El impulso viene de la vecina Alemania, que también tiene un sólido sistema de aprendizaje profesional. A principios de 2020 Alemania introdujo un grado técnico (“Professional Bachelor”) y un máster técnico (“Professional Master”).  En el Parlamento suizo se han presentado varias mociones –la más reciente la de Matthias Aebischer, del grupo socialista– en las que se argumenta que los suizos se ven perjudicados a nivel internacional –y en su propio país– por no tener títulos reconocidos.

Matthias Aebischer pide al Gobierno que estudie la posibilidad de crear “títulos modernos” que “establezcan una equivalencia de diplomas y niveles con otras denominaciones de acreditaciones tanto en Suiza como en el extranjero (“Professional Bachelor” y “Professional Master”).

¿Por qué hace falta un cambio?

Si en los concursos internacionales de formación profesional los suizos habitualmente obtienen las mejores puntuaciones, ¿por qué se plantea este cambio?

La respuesta está en cómo está establecido en Suiza el sistema educativo. En Suiza, en torno a los dos tercios del alumnado cursan estudios de formación profesional tras dejar la escuela. La mayoría de las veces el aprendizaje consiste en una formación en el puesto de trabajo que se combina con el aprendizaje en un centro de formación profesional. Después de entre dos y cuatro años, estas personas se gradúan con acceso directo al mercado laboral. Si se compara con otros países desarrollados, el desempleo juvenil en Suiza es, por lo general, bastante bajo (alrededor del 8% en 2020).

Hay distintas vías para continuar con la formación. Cursar el bachillerato profesional, por ejemplo, permite a los estudiantes hacer un grado ordinario (licenciatura) en una Universidad de Ciencias Aplicadas (UAS, por sus siglas en inglés). Estas son las universidades suizas con una orientación más práctica, a las que acuden, sobre todo, aprendices cualificados. Para acceder a la educación universitaria hay que pasar un examen adicional; por lo general, en Suiza solo el 25% de los jóvenes estudia en la universidad.   

Los jóvenes también pueden profundizar sus conocimientos profesionales y su capacidad de gestión a través de diplomas federales avanzados y escuelas superiores. Esto se conoce como educación terciaria profesional y es una característica suiza. Su objetivo es tener mano de obra altamente cualificada en ámbitos como la ingeniería, la salud, la administración y los servicios turísticos. Alrededor de una cuarta parteEnlace externo de los jóvenes que han realizado un aprendizaje siguen esta vía.

Sin embargo, estas escuelas no están reconocidas oficialmente por las autoridades suizas, pero sí las 430 cualificaciones que ofrecen.

Cobrando fuerza

La propia singularidad del sistema educativo suizo es la que está provocando el cambio. En algunas profesiones, como la informática o la enfermería, está bien establecido cómo se obtiene un título superior. Pero, tal y como señala Aebischer en su moción, hay problemas para su posterior reconocimiento.

Así lo explica Urs Gassmann, el director general de la Asociación Suiza de Titulados de Enseñanza Superior (ODEC): “Si alguien que se ha formado en Suiza acude al extranjero como ingeniero mecánico para construir una máquina o dirigir un proyecto, a menudo se encuentra con el problema de que su diploma avanzado federal no significa nada para los angloparlantes”. Urs Gassmann confirma que esto también puede ocurrir en las empresas internacionales o en las cadenas hoteleras de Suiza, que pueden incluso llegar a exigir un título académico de grado para trabajar allí.     

Por esto es por lo que en 2006 su organización introdujo para sus miembros la titulación Professional Bachelor ODECEnlace externo, anticipándose así a lo que iba a suceder en todo el sector educativo terciario: el grado (licenciatura), el máster y el doctorado. La ODEC también apoya el paso a un grado técnico a nivel nacional.  

Las universidades, sin embargo, no están convencidas de la propuesta de Aebischer. Swissuniversities, la organización que agrupa al sector de las universidades, el 22 de junio declaró a RTS que “los títulos de grado (licenciaturas) y máster están reservados al mundo académico. Extenderlo a otro tipo de enseñanzas causará confusión”.

El Gobierno suizo también se ha pronunciado en contra de la moción de Aebischer (su segunda, ya que en 2012 presentó una similar que el Parlamento rechazó), señalando el trabajo realizado anteriormente para clarificar la educación terciaria profesional –para algunos títulos, por ejemplo, ya existen traducciones oficiales al inglés– así como el trabajo que prepara la Secretaría de Estado para la Educación, Investigación e Innovación.

¿Vienen cambios?

Para Jürg Schweri, profesor del Instituto Federal Suizo de Formación Profesional (SFIVETEnlace externo), durante mucho tiempo, la posición oficial de Suiza ha sido que la educación profesional superior helvética era más fuerte si se consideraba como una ruta propia con sus particulares puntos fuertes.    

La idea era que los títulos de tipo académico podrían aumentar la confusión entre las diferentes rutas y diplomas –en vez de aclararlos– y podrían dar la impresión de “bajar de categoría” los títulos existentes, que están bien aceptados en muchas áreas profesionales de Suiza. Además, estos nuevos títulos no se verían de la misma manera que los grados y másteres universitarios.   

“Sin embargo, la medida germana establece un estándar porque Alemania es el mayor ejemplo y más conocido de un país con una fuerte tradición profesional y de aprendizaje”, explica a SWI swissinfo.ch Jürg Schweri a través del correo electrónico. “Si la solución alemana tiene éxito, podría resultar difícil establecer una solución suiza diferente en lo que al reconocimiento internacional de los títulos de formación profesional suizos se refiere”, añade Schweri.    

La moción que ha presentado Matthias Aebischer todavía tiene que debatirseEnlace externo en el Consejo Nacional, la cámara baja del Parlamento. Mientras tanto, el informe de la SERI sobre las escuelas superiores suizas y sus titulaciones se espera para finales de 2021.

Algunas estadísticas

Según los últimos datos disponibles, en las escuelas de educación superior de Suiza un total de 35 100 estudiantes se habían inscrito en el curso 2019/2020Enlace externo. Los cursos más solicitados son los de enfermería, seguidos de los de gestión, administración, cuidado de la infancia y servicios para jóvenes.  

Las estadísticas recogidas por la asociación ODECEnlace externo dan algunos ejemplos de salarios por sectores para 2019/2020 para quienes acaban la formación profesional superior (estudios a tiempo parcial, menos de 2 años después de la graduación). Los ingresos más altos se corresponden con la formación de asistente legal (101 800 francos al año); los más bajos, por su parte, para el personal de enfermería (63 700 francos al año).

End of insertion

Traducción del inglés: Lupe Calvo

Únase a la conversación

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.