Navigation

Suiza amplía exigencia de certificado COVID

El certificado COVID documenta la vacunación, la recuperación o el resultado negativo de una prueba de detección reciente de coronavirus. Keystone / Ennio Leanza
Este contenido fue publicado el 08 septiembre 2021 - 18:10
swissinfo.ch/urs

Desde el lunes 13 de septiembre, los mayores de 16 años que quieran acceder a sitios públicos cerrados como restaurantes o cines, así como sedes de eventos culturales y deportivos deberán presentar un certificado COVID, anunció el Gobierno suizo este miércoles.

Asimismo, informó haber sometido a consulta dos proyectos: uno sobre la entrada en Suiza de personas no inmunizadas y no vacunadas, y otro sobre el acceso al certificado COVID suizo para personas vacunadas en el extranjero.

La ampliación de la obligatoriedad del Certificado COVID (en vigor hasta el 24 de enero de 2022 a menos que la evolución de la pandemia permita suprimirla antes de esa fecha) obedece a la estabilización del número de infecciones en un nivel alto. Y, sobre todo, a la tensión existente en los hospitales como consecuencia del aumento de ingresos de personas severamente afectadas por el coronavirus, en su mayoría no vacunadas.

Tasa de vacunación aún baja

Además, la proporción de la población que no ha sido inmunizada sigue siendo demasiado alta para evitar una nueva y gran oleada de infecciones, destacaron las autoridades en conferencia de prensa y en un comunicadoEnlace externo. Precisaron que, pese a un ligero aumento en la vacunación, la tasa sigue siendo baja.

Hasta ahora, el certificado (que documenta la vacunación, la curación o una prueba negativa) es obligatorio para ingresar a discotecas y eventos multitudinarios, desde el lunes próximo será exigido para entrar en restaurantes, bares, instalaciones culturales y de ocio como museos, bibliotecas, zoológicos, gimnasios, salas de escalada, piscinas cubiertas, parques acuáticos, salas de billar y casinos. En general, para acceder a sitios públicos y eventos en locales cerrados.

La restricción no se aplicará a grupos con una composición estable de hasta 30 personas que entrenan o hacen ejercicio regularmente juntos en salas separadas.

Otras excepciones

También se prevé una excepción para eventos religiosas y manifestaciones políticas hasta un máximo de 50 participantes. Para los eventos al aire libre, sin embargo, se seguirán aplicando las normas vigentes: obligación de obtener un certificado para eventos con más de 1000 personas y libertad de elección de los organizadores para eventos más pequeños.

Los servicios de las autoridades, así como personales (como salones de peluquería, ofertas terapéuticas y de asesoramiento, ofertas gastronómicas en centros de asesoramiento / como comedores populares) también están excluidos del requisito del certificado.

Lo mismo se aplica a las áreas de transporte público, comercio minorista y tránsito aeroportuario. La Confederación no establece ningún requisito de certificación en los lugares de trabajo y centros de formación (incluidos los comedores). Tampoco habrá ningún requisito de certificado federal para quienes visiten a familiares en hospitales y casas de retiro.

Multas y clausuras

Se prevén sanciones para aquellos que no cumplan con la obligación del certificado COVID. Los particulares recibirán una multa de 100 francos, mientras que los locales, además de la sanción económica, pueden ser clausurados.

Por su parte, los empresarios podrán comprobar si sus empleados están en posesión de un certificado sanitario “solamente si es necesario para la implementación de medidas de protección adecuadas o estrategias de prueba”. La información sobre el estado de inmunidad o el resultado de la prueba no se puede utilizar para ningún otro propósito.

Si los empleadores exigen pruebas de detección a sus trabajadores deberán cubrir los costos. La Confederación únicamente se hará cargo de las pruebas repetidas.

Universidades

En lo que respecta a las universidades, los cantones o las propias escuelas pueden introducir el requisito de certificado para los cursos de licenciatura y maestría. En este caso, se revocará la obligación de la mascarilla y la limitación a dos tercios del aforo de las aulas.

Para otras actividades universitarias, como la realización de cursos de formación continua, se seguirán aplicando las normas previstas para los eventos.

Entrada en Suiza

Por otra parte, el Gobierno suizo busca introducir nuevas reglas para frenar también el aumento de infecciones producidas por las personas que ingresan al país. Para tal efecto ha sometido a consulta dos variantes (la decisión será adoptada el 17 de septiembre y entrará en vigor tres días más tarde).

La primera se centra en el cribado repetido de las personas no inmunizadas y no vacunadas que entren en Suiza. Deben presentar una prueba negativa a su llegada, independientemente de su origen. Después de cuatro a un máximo de siete días, deben ser examinados de nuevo en Suiza y el resultado de esta segunda prueba debe ser transmitido al cantón. Ninguna de las dos pruebas será reembolsada.

La segunda variante estipula que las personas no inmunizadas y no vacunadas deben presentar un resultado negativo a su llegada a Suiza. En lugar de una segunda prueba, estas personas deben ser puestas en cuarentena durante diez días, que pueden acortarse a siete días si dan negativo.

Cualquiera que sea la variante, precisaron las autoridades, las personas que lleguen al territorio (por aire, mar o tierra) deben rellenar el correspondiente formulario de localización de pasajeros.

“Los controles existentes deben ser más estrictos y se deben imponer multas cuando sea necesario”, subraya el comunicado del Gobierno. Puntualiza que estas normas no se aplican a los viajeros transfronterizos, a los menores de 16 años o a los pasajeros en tránsito.

Nuevas disposiciones

La lista de países en los que circula una variante preocupante del virus, utilizada hasta ahora por la OFSP ya no es adecuada, dada la amplitud de la variante Delta, indica el comunicado. Sin embargo, sigue siendo válida la lista de países de riesgo que mantiene la Secretaría de Estado de Migración (SEM) y que determina los países desde los que se permite la entrada en Suiza.

Personas vacunadas en el extranjero

También está en consulta la concesión de certificados suizos COVID a las personas vacunadas en otro país. La idea es que todas las personas que hayan sido vacunadas en el extranjero con una vacuna aprobada por la Agencia Europea del Medicamento (EMA) y que residan en Suiza o entren en el país puedan solicitar un certificado COVID suizo.

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.