Navigation

Sorpresa e inquietud por aumento de casos de COVID en Suiza


Este contenido fue publicado el 19 julio 2021 - 08:48
SRF/swissinfo.ch/ds
Anne Lévy, directora de la Oficina de Salud de Suiza, está preocupada en particular por las personas mayores que han rechazado la vacunación. Keystone / Peter Schneider

El aumento en los casos de COVID-19 desde que Suiza relajó sus reglas de salud pública es ahora una fuente de preocupación. La rápida propagación de la variante Delta, más infecciosa, ensombrece la reanudación de la vida normal en Europa.

Anne Lévy, directora de la Oficina Federal de Salud Pública (OFSP), manifiesta su sorpresa por el repunte de los casos en Suiza.

“Sabíamos que aumentarían después de las reaperturas [de servicios y actividades]. Pero no esperábamos que aumentaran tanto y tan rápido”, subrayó en entrevista con el semanario suizo en alemán NZZ am Sonntag.

Atribuye el aumento en las infecciones a que la población suiza se vuelve menos cautelosa a medida que más personas se vacunan, y al levantamiento de las medidas más restrictivas para contrarrestar la propagación del virus.

Peligro entre los jóvenes

El viernes 16 de julio, la OFSP registró 619 nuevos contagios en Suiza y Liechtenstein en 24 horas. Eso es casi el doble de lo que se documentó la semana anterior (323). La variante Delta representa un tercio de los casos.

La tendencia en Suiza refleja la de la Unión Europea y el Espacio Económico Europeo, donde la propagación de la variante Delta, más infecciosa, condujo a un incremento del 64,3% en los casos de COVID-19 la semana pasada.

Los nuevos casos en Suiza y en el resto de Europa se concentran entre los jóvenes.

La situación podría volverse peligrosa, si el virus se propagara a los miembros mayores de la comunidad que no han sido vacunados, ya que generaría un fuerte aumento de las hospitalizaciones, advierte Levy.

Le inquieta especialmente la gran cantidad de personas mayores de 50 años que no están vacunadas. “Para ellas, la posibilidad de desarrollar una forma más grave de la enfermedad es mayor que para las personas más jóvenes”, puntualiza.

Dos terceras partes de las personas pueden vacunarse en Suiza lo han hecho, de acuerdo con la funcionaria. Entre los que están en riesgo, el 85% ha recibido al menos una dosis, lo que considera insuficiente.

“Debemos lograr motivar a más personas a vacunarse”, subraya.

Convivir con COVID-19

Es poco probable que el virus, que ha desarrollado diversas variantes, sea erradicado por completo, según la experta en salud. En su opinión, la gente deberá aprender a convivir con la COVID-19 y las medidas de protección, como el uso de mascarillas, podrían convertirse en la norma.

“Como en los países asiáticos”, señala. “Ahí, es natural llevar una mascarilla cuando se tiene un resfriado”.

El uso doméstico de los certificados sanitarios COVID-19, por ejemplo, para acceder a restaurantes, podría considerarse si la situación empeora. “Eso sería mejor que nuevos cierres”.

Más de 10 300 personas muertes relacionadas con la COVID-19 se han registrado en Suiza, que tiene una población de 8,6 millones de personas.

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.