Navigation

Somos responsables de una de cada tres víctimas del calor

Con el cambio climático, las temperaturas pueden aumentar por encima del nivel de alerta, sobre todo en las ciudades (en la foto, un residente de Filadelfia, Estados Unidos) Keystone / Matt Rourke

Cerca de un tercio de las muertes por calor en todo el mundo pueden atribuirse al cambio climático causado por la actividad humana, según un estudio en el que ha participado la Universidad de Berna. Para reducir la mortalidad, Suiza ha actualizado su sistema de alerta de olas de calor.

Este contenido fue publicado el 10 julio 2021 - 11:00

Verano de 2003: una larga e intensa ola de calor azota Europa. En la localidad suiza de Grono, en el cantón de los Grisones, la temperatura alcanza un máximo histórico de 41,3°C. La ola de calor deja un saldo de 70 000 muertos en Europa, de los cuales un millar en Suiza.

Hoy sabemos que cerca de un tercio de las muertes fueron causadas por el calentamiento global del que todos somos responsables: es lo que revela un estudio internacional coordinado por la Universidad de Berna y la London School of Hygiene & Tropical medicine, publicado el 31 de mayo en la revista Nature Climate Change.

"Existe una clara correlación entre las muertes por calor y el cambio climático inducido por el ser humano. Las olas de calor son como la contaminación: un asesino silencioso", explica a SWI swissinfo.ch Ana Vicedo-Cabrera, autora principal del estudio y colaboradora del Instituto de Medicina Social y Preventiva de la Universidad de Berna. El estudio analiza los datos recogidos en 732 localidades de 43 países entre 1991 y 2018.

Metodología del estudio

El estudio utilizó el método de “detección y atribución”. En la práctica, los investigadores analizaron las condiciones meteorológicas del pasado simulándolas en diferentes escenarios, con y sin emisiones de origen humano. Esto les permitió separar el calentamiento causado por la actividad humana y el consiguiente impacto sobre la salud de lo que podrían ser las tendencias naturales.   

End of insertion

Más muertes en los países con ingresos bajos

Los resultados del estudio, el más extenso de su índole, muestran que el problema afecta a todos los continentes. La proporción de muertes por calor atribuibles al calentamiento global en el mundo es del 37% (con un total estimado en cerca de 100 000 muertes al año), con picos más pronunciados en Centro y Sudamérica y en el sureste asiático.

Contenido externo

"Las personas que viven en países con ingresos bajos son las más afectadas. Una de las razones es obviamente la temperatura, pero también la vulnerabilidad de la población al calor", explica Ana Vicedo-Cabrera. También podrían incidir la escasa calidad de las infraestructuras y de la asistencia sanitaria, la salud general de la población y la estructura demográfica.

La investigadora subraya que incluso en un país con un clima moderado como Suiza, cerca de una de cada tres muertes relacionadas con las olas de calor se debe a la crisis climática. "En Suiza, el calor es un importante factor de mortalidad que no debe subestimarse", dice, recordando que en el país alpino la temperatura ha subido más que la media mundial.

Contenido externo

Las mujeres corren más riesgo que los hombres

La tasa de mortalidad no se debe únicamente al aumento de las temperaturas durante el verano que fue de un 1,5°C en las localidades analizadas. También pueden influir la duración de las olas de calor, las temperaturas nocturnas y la tasa de humedad.

Las personas de riesgo son aquellas que realizan trabajos extenuantes al aire libre, por ejemplo en el campo, pero no únicamente, dice Ana Vicedo-Cabrera. "El calor puede actuar como un 'detonante', empeorando el estado de salud de los ancianos y los enfermos crónicos, por ejemplo, de personas con problemas cardiovasculares o respiratorios".

Según estudios que cita la Organización Mundial de la Salud (OMS), las mujeres son más vulnerables que los hombres. Una realidad que ha llevado a la asociación suiza Ancianos por el Clima a denunciar a Suiza ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH). Según la asociación, las autoridades federales violan el derecho a la vida y a la salud de las mujeres de edad avanzada porque no están haciendo lo suficiente para reducir las emisiones.

El TEDH admitió a trámite el recurso y a finales de marzo pidió a Suiza que se pronunciara sobre la denuncia presentada por las ancianas. El plazo termina el 16 de julio, indica Anne Mahrer, copresidenta de la asociación.

Más muertos debido al calor

Debido al cambio climático, las olas de calor serán más largas, intensas y frecuentes. "Esperamos que la proporción de muertos por calor siga aumentando si no hacemos algo para [contrarrestar] el cambio climático", dice Ana Vicedo-Cabrera, que no descarta un aumento de los movimientos migratorios como consecuencia del calor extremo.

La investigadora de la Universidad de Berna sostiene que se necesitan tanto medidas de mitigación como de adaptación al cambio climático. "Necesitamos objetivos ambiciosos para reducir las emisiones, tanto a nivel nacional como mundial. Es importante que las ciudades se adapten para reducir el efecto de las islas de calor urbanas", afirma.

>> Lea: Cómo evitar el gran calor en la ciudad

Sistema de alerta por ola de calor

Para hacer frente al aumento de las temperaturas, Suiza ha actualizado su sistema de alerta de olas de calor, creado en 2005. Según la Oficina Federal de Protección de la Población, las olas de calor son una de las amenazas más graves para Suiza.

¿Qué es el "calor extremo"?

En Suiza, se habla de ola de calor cuando las temperaturas superan los 30°C durante varios días y no bajan de los 20°C por la noche.

End of insertion

Desde el 1 de junio, las alertas de olas de calor de MeteoSuisse se basan en la temperatura media diaria –que considera también los valores nocturnos – y ya no en el índice de calor (heat index) en grados Fahrenheit desarrollado en Estados Unidos. También se alerta a la población suiza a través de una appEnlace externo.

La Oficina Federal de Meteorología y Climatología explica que "existe una correlación fuerte entre la temperatura media diaria y los efectos de las altas temperaturas en las personas, especialmente con la mortalidad". Incluso un solo día con temperaturas elevadas puede ser peligroso para el cuerpo humano, dice.

Traducción del italiano: Belén Couceiro

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.