Navigation

La pesadilla de un expatriado suizo en tiempos de pandemia

Decretado a finales de marzo para contener la pandemia, el estado de urgencia en Tailandia fue prolongado hasta finales de agosto. Su irrespeto puede conducir a la prisión. Keystone / Narong Sangnak

Ciudadanos de la V Suiza han recibido a veces fuertes multas o incluso penas de prisión por no respetar las medidas de confinamiento de su país de acogida. Es el caso de un suizo oriundo del Valais que vive en Tailandia.

Este contenido fue publicado el 12 agosto 2020 - 10:07
Olivier Grivat

“Me llamo Florian Urfer y hace diez años que vivo con mi esposa tailandesa en la isla de Koh Chang. Estoy registrado en la embajada suiza en Bangkok como expatriado”, escribió este cuadragenario a los servicios consulares suizos en marzo. “Tenemos un serio problema con la justicia tailandesa. Mi esposa y yo nos enfrentamos a dos meses de prisión por violar el toque de queda”.

¿Cómo llegaron los Urphers a este punto en un país de 70 millones de habitantes con cerca de 3 400 casos de coronavirus, 58 de ellos fatales? “Fuimos arrestados frente a nuestra casa a las 10:20 p.m. mientras estábamos sentados en la puerta comiendo sopa tailandesa después de un día de trabajo. La policía de turismo pasó por ahí.

Fuimos encarcelados por una noche y tuvimos que pagar una fianza de 80 000 baths (unos 2 660 francos; es decir, el salario local en promedio de un año) para ser liberados provisionalmente”, explica el exjugador del equipo nacional de voleibol.

“Debíamos acudir a la Corte de Justicia de la provincia de Trat el 12 de mayo para cumplir una sentencia de dos meses de prisión, pero la sentencia fue suspendida después de nuestra apelación”, agregó.

Urfer, que creó la asociación suiza Sportbuddies, así como un campus deportivo en Koh Chang que está a disposición de la población local de forma gratuita, está a la espera de un fallo judicial. También su esposa tailandesa, que tiene una tienda de artesanía en esa isla de aguas cristalinas, muy popular entre los turistas.

Florian Urfer y su esposa corren el riesgo de dos meses de prisión por no respetar el toque de queda decretado por el gobierno tailandés. DR

Mientras tanto, sus pasaportes suizos fueron confiscados por los jueces de la provincia, situada a tres horas en auto de Bangkok. Recientemente, se enteraron de que la decisión podría tardar de seis a ocho meses: “Personalmente, no le temo a la prisión, pero mi esposa no podrá soportarla”, teme el deportista.

El consulado lo lamenta

“Lamento las dificultades con las autoridades locales”, respondió Pierre Chabloz, cónsul general suizo en Bangkok, al tiempo que sugirió a Urfer ponerse en contacto con un bufete de abogados recomendado por la embajada, “sin ninguna garantía de éxito”.

Para frenar la propagación del coronavirus, el gobierno tailandés declaró el estado de emergencia el 26 de marzo y el toque de queda nacional desde el 3 de abril, todas las noches de 10 pm a 4 am. A nivel local, diversas provincias han ordenado restricciones en los cruces fronterizos, uso de mascarillas protectoras en espacios públicos y el cierre de muchas tiendas y hoteles.

“Debe cumplir estrictamente las instrucciones de las autoridades. Cualquier violación es severamente castigada. Todos somos huéspedes en Tailandia. Le recomendamos seguir en todo momento las instrucciones. Infórmese sobre las instrucciones del gobierno y de los medios de comunicación locales sobre las medidas, que cambian regularmente”, advierte la embajada suiza.

“Ayúdate, Berna te ayudará”

Más de 40 000 personas han sido detenidas en Tailandia por incumplimiento de las normas de confinamiento. ¿Cuántos suizos? El Ministerio suizo de Exteriores no lleva estadísticas, pero tiene conocimiento de “un cierto número de casos”.

El ministerio especifica: “Suiza no puede interferir en los procedimientos legales en curso en un tercer país. La protección consular solamente entra en juego una vez que la persona interesada ha hecho todo lo que razonablemente se podría esperar de ella para salir de una situación delicada, organizándose y obteniendo los medios financieros necesarios. Nadie puede reclamar un derecho a la ayuda de la Confederación”.

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?