Navigation

Rechazo a proyecto minero suizo provoca estado de sitio en Izabal, Guatemala


En la imagen, manifestantes en Ciudad de Guatemala exigen la dimisión del presidente Alejandro Giammattei el 20 de octubre de 2021. El mandatario firmó el decreto de estado de sitio, que debe ser evaluado este lunes. Afp Or Licensors

Un proyecto suizo de extracción de níquel es el punto álgido de protestas en el noreste de Guatemala que llevaron al gobierno a declarar el estado de sitio en esa región el domingo.

Este contenido fue publicado el 25 octubre 2021 - 17:32
swissinfo.ch/ds-jdv

La imposición de un estado de sitio desde el amanecer hasta el anochecer en la provincia costera de Izabal se produce después de dos días de protestas por parte de grupos de población local que se oponen a las actividades de la multinacional suiza Solway.

Solway es una empresa minera y comercial registrada en el cantón suizo de Zug, que ofrece baja tributación.

Solway se ha beneficiado de las actividades mineras de CGN, su filial guatemalteca de Níquel desde 2014.

El níquel es un componente clave en las baterías de iones de litio, utilizadas en los vehículos eléctricos, y en los artículos de cocina.

Según la agencia de noticias suizas Keystone-SDA, los manifestantes habían impedido el paso de los vehículos de la CGN en la localidad desde el 4 de octubre.

El sábado, la policía utilizó gas lacrimógeno para dispersar a varias docenas de manifestantes, medida que hirió a varios periodistas y manifestantes, según la prensa local.

Las autoridades locales, por su parte, dijeron que los agentes de policía habían sido atacados con armas de fuego, con un saldo de 4 oficiales heridos.

Reclamos de la comunidad

Los manifestantes afirman que la empresa minera sigue operando a pesar de una sentencia judicial que pedía la suspensión de las operaciones. Las comunidades indígenas argumentaron que no se había consultado previamente a las poblaciones indígenas locales en cumplimiento de los convenios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

También alegan que no se realizó una evaluación del impacto ambiental de toda la zona. Las comunidades locales se quejan de daños ambientales desde que el proyecto minero pasó a ser propiedad de Solway en 2014.

Solway dice que sus proyectos en Guatemala operan bajo dos licencias extractivas -Fénix y Montúfar- que se otorgan a CGN. El proyecto Fénix se compone de una mina de níquel, una planta de energía y la instalación de la procesadora de metales Pronico. Estos proyectos han sido el centro de las quejas de la población local a causa de la contaminación que pueden provocar.

Reacción de la empresa

En un comunicado enviado por correo electrónico, la oficina de prensa de Solway dijo que al recibir la notificación del Ministerio de Energía y Minas de Guatemala en febrero de 2021, "CGN se adhirió a la orden judicial de julio de 2019 y detuvo sus operaciones comprendidas en la licencia Fénix".

La operación de Montufar, sin embargo, no ha sido objeto de la disputa legal y no está regulada por la decisión judicial de 2019. Además, la planta de procesamiento de Pronico no tiene licencia bajo la Ley de Minería y, por lo tanto, no está sujeta a la decisión judicial de 2019, dijo la compañía.

Solway compró el proyecto Fénix a la empresa canadiense HudBay Minerals en 2011. Las operaciones mineras se iniciaron tres años después, tras la rehabilitación de un complejo industrial que se remonta a la década de 1960 y que ha cambiado de propietario varias veces.

El decreto en cuestión, 9-2021, fue firmado por el presidente Alejandro Giammattei, el vicepresidente Guillermo Castillo, ministros y viceministros de Estado.  Regirá por 30 días, aunque tendrá que ser conocido por el Congreso de la República en un plazo de tres días, para que lo ratifique, modifique o invalide. Para tal fin, el presidente del Legislativo, Allan Rodríguez, convocó a sesión para este lunes 25 de octubre.

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.