Navigation

Los estudiantes extranjeros siguen eligiendo Suiza, a pesar de la COVID

Septiembre de 2020, estudiantes cuando las universidades suizas todavía estaban abiertas. Keystone / Gian Ehrenzeller

A pesar de la pandemia de coronavirus, los estudiantes internacionales siguen viniendo a Suiza: un destino popular para los estudiantes extranjeros. Pero a la hora de establecerse se encuentran con más dificultades.   

Este contenido fue publicado el 11 abril 2021 - 11:00

Cuando en agosto del año pasado Guiseppe Gruttad'Aruria, estudiante italiano de máster, llegó a la ciudad suiza de Friburgo, las restricciones de COVID-19 se habían suavizado y las universidades estaban preparadas para reabrir el semestre de otoño, aunque bajo estrictas medidas de higiene y uso de mascarillas. Pudo asistir a un curso de francés previo al semestre, hacer algunos amigos y conocer la región. Pero en noviembre todo cambió.

Por segunda vez ese año, las universidades suizas volvieron a las clases a distancia, ya que gran parte de Europa, incluida Suiza, sufrió una segunda y fuerte ola de coronavirus.

Pero esto no desanimó a Gruttad'Aruria, que está haciendo un máster de doble titulación en Economía Pública y Finanzas Públicas en la Universidad suiza de Friburgo y en la italiana de Piamonte Oriental.

“En Italia trabajo como tutor universitario, doy clases de matemáticas y estadística, pero la pandemia me permite hacer mi trabajo online durante todo el curso académico. Esto me motivó a considerar la posibilidad de prolongar mi estancia en Suiza [del mínimo de un semestre] a un año, para terminar los cursos del máster aquí, incluyendo también el proyecto de investigación”, cuenta Gruttad'Aruria a SWI swissinfo.ch por correo electrónico.

También influyó la situación en Italia, con restricciones más estrictas. “Aquí en Suiza me he sentido más libre a pesar de la situación, manteniendo gran atención y respeto”, explica.  El estudiante dice que no le importa el aprendizaje a través de la red. Pero la parte social del intercambio es diferente; es más difícil forjar inmediatamente “lazos de amistad y entrar en contacto con la cultura local”.

No es el único

El de Gruttad'Aruria no es un caso aislado. Una encuesta rápida en las universidades suizas* sugiere que, en general, no se han materializado los temores que había en otoño de que se matricularan menos estudiantes extranjeros.

El hecho de que se siga permitiendo la entrada de estudiantes extranjeros en Suiza (véase el recuadro) contribuye a ello, por supuesto.

Restricciones de entrada

Los estudiantes extranjeros de los países de la UE/EFTA (Asociación Europea de Libre ComercioO pueden entrar en Suiza sujetos a las normas de inmigración normales y a las normas de cuarentena, si es necesario.

Los estudiantes de terceros países pueden ser admitidos para cursos de educación y formación que duren más de 90 días (siempre que cumplan los requisitos normalesEnlace externo). Esto incluye a todos los terceros países, también Reino Unido y Sudáfrica.

Los estudiantes de terceros países deben gestionar su entrada en Suiza en la representación local de Suiza en el extranjero. La instancia se transmitirá a la oficina cantonal de inmigración del lugar en el que se encuentra la escuela o universidad. Esta oficina examinará y tramitará la solicitud de permiso de residencia para poder estudiar.

Fuente: portavoz Secretaría de Estado para la Migración (SEMEnlace externo)

End of insertion

El panorama académico suizo está muy internacionalizado, lo cual es clave para su éxito. Según las últimas cifras, los extranjeros representan el 30% de los estudiantesEnlace externo; el 56% de quienes hacen un doctorado proceden del extranjero, el segundo nivel más alto de la OCDE.

Pero, a diferencia de Estados Unidos o Reino Unido –también destinos populares entre los estudiantes extranjeros–, los estudiantes foráneos no son un factor financiero. Las tasas de matrícula siguen siendo bajas en Suiza, incluso para quienes se matriculan desde el extranjero: alrededor de 1 500 francos (1 546 dólares) al año en la prestigiosa Escuela Politécnica Federal de Zúrich.

Debido al incremento de estudiantes procedentes de las vecinas Francia e Italia, las matrículas de estudiantes extranjeros han aumentado en la Universidad de Ginebra y en la Universidad de la Suiza Italiana (USI). En este caso, según ha señalado la USI a SWI swissinfo.ch, han influido la continuidad de la enseñanza, las buenas clasificaciones y la información favorable de los medios de comunicación italianos sobre la gestión de la pandemia en Suiza. En 2020 también ha aumento la cifra de estudiantes extranjeros en la Universidad de Friburgo (un 47 % más que el año anterior). En este caso, los alemanes y los franceses son los más numerosos, mientras que los italianos ocupan el tercer lugar. Asimismo, hubo 164 estudiantes de otros 57 países.   

En otras universidades suizas, como la Universidad de Basilea, ha habido un descenso mínimo de estudiantes foráneos en el nivel de grado. “Las restricciones de viaje y cuarentena han hecho que algunos estudiantes extranjeros de grado y postgrado renuncien a estudiar fuera”, manifiesta Matthias Geering, portavoz de dicha universidad.

Sin embargo, Basilea ha registrado un aumento en el nivel de máster, una titulación cada vez más popular entre los estudiantes internacionales.

Menos intercambios

Todas las universidades encuestadas dicen que ha disminuido el número de estudiantes extranjeros de intercambio en programas más cortos, como Erasmus. En la Escuela Politécnica Federal de Lausana, por ejemplo, en la actualidad hay 233 estudiantes procedentes de universidades asociadas, mientras que habitualmente son 650.   

En la Universidad de Zúrich la mayoría de los estudiantes de intercambio proceden de Europa, como indican las cifras iniciales, y viceversa. Según la universidad, la movilidad fuera de Europa se ha visto más afectada por las restricciones de entrada y de viaje.

En muchas universidades, sin embargo, la matrícula nacional ha aumentado, ya que los estudiantes residentes en Suiza han renunciado a su año sabático.

En otros lugares  

El panorama también es mixto en otros lugares. En Estados Unidos las matriculaciones internacionales para el trimestre de otoño de 2020 descendieronEnlace externo un 43% con respecto al año anterior. (También ha influido la política más restrictivaEnlace externo de la administración Trump hacia los estudiantes internacionales).

Como parte de sus medidas contra la pandemia, AustraliaEnlace externo sigue limitando el número de llegadas de estudiantes internacionales. Pero a partir de este otoño Reino UnidoEnlace externo ha registrado un aumento del 9% en los estudiantes de fuera del Reino Unido y de la Unión Europea. En la vecina AlemaniaEnlace externo las tendencias son similares a las de Suiza.

La Red de Estudiantes Erasmus de Suiza (que ayuda a los estudiantes internacionales de larga y corta estancia a instalarse en los centros de enseñanza superior suizos) ha percibido un gran impacto en la movilidad y en su trabajo. Informa de un descenso en sus secciones locales de hasta el 50% de media de estudiantes de fuera de Suiza.

Mano amiga

Además de los retos habituales que suponen las barreras lingüísticas, el elevado coste de la vida y la burocracia administrativa, los estudiantes extranjeros se enfrentan ahora a la prohibición de viajar, a los requisitos de la prueba COVID y a la cuarentena a su llegada, explica la presidenta de la red de Erasmus en Suiza, Dana Mozaffari.  

“Nuestros estudiantes voluntarios locales han creado ‘programas de apoyo a la cuarentena’, cuyo objetivo es ayudar a los estudiantes recién llegados con las compras, las tareas administrativas y el apoyo moral”, dice a SWI swissinfo.ch.

“Sin embargo, también hemos oído hablar de procedimientos administrativos más pesados para los estudiantes internacionales en algunas universidades de acogida, lo que creemos que debería evitarse en este contexto difícil”.

Estudiantes internacionales

Los estudiantes internacionales son aquellos que tienen un diploma posterior a la educación secundaria obtenido fuera de Suiza y que están matriculados en una institución de enseñanza superior helvética.

La mayoría de los estudiantes internacionales que llegan a Suiza provienen de países vecinos como Alemania, Francia, Italia y Austria. Según muestran las estadísticas, el mayor número de estudiantes de países no pertenecientes a la UE procede de China, India, Estados Unidos, Rusia y Turquía.

Fuente: Oficina Federal de EstadísticaEnlace externo de Suiza/NCCR on the moveEnlace externo


End of insertion

Entonces, ¿por qué los estudiantes siguen interesados en ir al extranjero durante la pandemia? “Una cosa que no cambia es la motivación de estos estudiantes internacionales para salir de su zona de confort y venir a estudiar a Suiza”, afirma Mozaffari.

Puede que los cursos sean online, pero la experiencia de los estudiantes extranjeros también consiste en descubrir el país y su cultura. Además contribuyen a la internacionalización académica del país, una “prioridad estratégica de primer orden en el sector de la enseñanza superior suiza”, añade Mozaffari.

¿Qué hay del futuro? A nivel global se habla mucho de los cambios a largo plazo en la movilidad de los estudiantes, como que los estudiantes chinos –un grupo importante de los estudiantes internacionales en Suiza, (véase el recuadro)– opten por estar más cerca de casaEnlace externo. O que la propia China, India e Italia se conviertan en nuevos destinos popularesEnlace externo. Los efectos a largo plazo en Suiza están por ver.

* Información obtenida de 8/12 universidades suizas y de las Escuelas Politécnicas Federales suizas en enero-febrero de 2021

Traducción del inglés: Lupe Calvo

Únase a la conversación

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.