Navigation

KiVa, contra el acoso escolar

Cuadernos, imágenes en color y juegos de roles: para luchar contra el acoso escolar, una escuela privada de Ginebra implementó el método KiVa. Seguimos los cursos en tres clases diferentes para comprender mejor cómo participan los alumnos y los profesores.

Este contenido fue publicado el 04 junio 2021 - 12:28

Desde hace casi un año, los alumnos del Instituto Internacional de Lancy siguen cursos específicos, integrados en el plan escolar, para luchar contra el acoso en las aulas y en los recreos. Los primeros beneficios del método finlandés ya se advierten, pero para comprobar si el acoso escolar se reducirá significativamente, habrá que esperar a que los niños más pequeños, que seguirán estos cursos durante toda su trayectoria escolar, terminen la enseñanza obligatoria.

El programa KiVa, desarrollado a finales de los años 90 en Finlandia, ha sido adoptado en escuelas de varios países europeos. En Suiza, el instituto de Ginebra es el primero en integrarlo en su plan escolar. Los profesores están capacitados para transmitir sus conocimientos sobre la materia y formar a otros profesionales que deseen utilizar el programa en sus clases.

Estructurado de diferentes manera, el programa KiVa está diseñado para acompañar a los estudiantes desde el principio hasta el final de su escolaridad. Empezando por conocer y describir correctamente las emociones y ponerse en el lugar del acosador o del acosado, el objetivo es liberar la palabra, desarrollar la empatía y detectar los comportamientos problemáticos antes de que sean demasiado graves.

El acoso escolar es una realidad en Suiza, donde entre el 10 y el 13% de los alumnos lo han sufrido. Como la responsabilidad de la educación recae en los cantones, se han elegido varios métodos en diferentes partes del país. El objetivo final es el mismo: permitir que todo el mundo florezca en el aula sin sentirse mal consigo mismo.

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.