Navigation

Juan Pablo II ovacionado por la juventud católica

El Papa se dijo reanimado por el recibimiento en Berna. Keystone

“Yo también tuve 20 años”, dijo el Papa Juan Pablo II ante unos 12.000 fieles reunidos en Berna en el primer Encuentro de la Juventud Católica en Suiza. Los invitó a estar atentos al descubrimiento de su vocación.

Este contenido fue publicado el 06 junio 2004 - 00:16

Numerosas ovaciones enmarcaron los 90 minutos de convivencia.

El Papa Juan Pablo II acudió puntual a su cita con los jóvenes católicos que acudieron a la capital helvética para escuchar su mensaje.

A las 18:15 horas el jefe supremo de la Iglesia Católica apareció sobre la tarima de la gran sala de patinaje de Berna, en donde unos 12.000 fieles le esperaban.

Guiado sobre una silla rodante, llegó hasta el estrado desde el que pudo apreciar la multitud que le esperaba, vestida con camisetas de colores vivos como rojo, verde, azul, violeta y amarillo, en las que aparecía inscrito el lema del encuentro: ¡Levántate!

Justo así comenzó y cerro su discurso el sumo pontífice, entonando la cita evangélica en los idiomas locales helvéticos: “Steh auf! Lève-toi! Alzati! Sto se!”

Notablemente emocionado por el recibimiento de los jóvenes, el Papa se mostró más entusiasta de lo que la mayoría de los presentes se había imaginado, según comentaron algunos a swissinfo.

“Él quería hablar y pidió el micrófono cuando se lo iban a quitar”, nos dice un joven chileno a quien le pareció muy emotivo el apoyo de los jóvenes, quienes para darle aliento entonaron su nombre al unísono durante unas doce pausas durante su discurso.

Más de sesenta años atrás

“Como ustedes, yo también tuve 20 años. Me gustaba el deporte, el esquí, el teatro. Estudiaba y trabajaba. Tenía deseos y preocupaciones. Al paso de esos años, ya lejanos -en tiempos en que mi tierra natal era devastada por la guerra y después por el régimen totalitario-, busqué el sentido que quise dar a mi vida. Lo encontré siguiendo a Jesús nuestro Señor”, explicó con voz fatigada.

Juan Pablo II invitó a los jóvenes a ejercitar la “difícil disciplina de escuchar” para percibir la voz del Señor en la vida cotidiana y en las alegrías y los sufrimientos que la acompañan.

Además recalcó lo importante que es para la Iglesia su energía y entusiasmo a fin de crear “una civilización de auténtica justicia y de amor sin discriminación”.

En el mismo sentido, tres jóvenes de Suiza representando las diversas regiones lingüísticas del país (italiano, francés y alemán), entonaron su mensaje al Papa Juan Pablo II, mientras que un grupo de chicas inmigrantes con su danza recordaron que la fe católica dentro de la Confederación Helvética es respaldada por un gran número de extranjeros venidos de diversos puntos del mundo.

Tal es el caso de Mariana Mendieta del Perú, presente en el encuentro: “Me pareció un hombre con mucho carácter. Creo que tiene que continuar porque Cristo llevó su cruz hasta el final y el Papa la esta llevando con mucha dignidad.”

"Experiencia maravillosa"

“La experiencia ha sido maravillosa. Ha habido muchísima gente y espero que los jóvenes se lleven a casa el mensaje: levantarse y participar en la vida de la Iglesia”, comenta por su parte Carlos, otro latinoamericano.

De la comunidad católica española nos encontramos con el padre Herminio Rodríguez, de la misión en Ostermundigen, a quien sorprendió la respuesta de la juventud:

“A pesar de la dificultad en el hablar del Papa yo creo que la gente ha respondido: los jóvenes han escuchado atentos. Me ha parecido impresionante”, comentó a swissinfo el sacerdote responsable de los aproximadamente 5 mil fieles católicos de habla hispana en Berna y sus alrededores.

Tras recibir la bendición y las buenas noches del Papa Juan Pablo II, los participantes de la fiesta juvenil católica abandonaron el recinto central de la manifestación para cenar un plato caliente de arroz con carne en algún espacio libre, alguna banqueta o sobre el cemento llano del gran centro deportivo y de exposiciones de la arena de Berna en donde la fiesta no parecía que tendría pronto fin esta noche.

swissinfo, Patricia Islas Züttel

Datos clave

El programa del domingo:
- 7h00: Apertura de la pradera del Allmend.
- 8h00: Oraciones en la 'BernArena'.
- 10h00: Misa en la pradera de Allmend oficiada por Juan Pablo II.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?