Navigation

Más de 29 000 km2 de hielo que se encuentran a gran altura en el mundo están cubiertos de escombros, lo que hace cambia el color de los glaciares. En la imagen, glaciar Khumbu en Nepal. Blazej Lyjak/Alamy

El retroceso de los glaciares en los Andes y el Himalaya amenaza la existencia de cientos de millones de personas en América Latina y Asia. Para comprender la dinámica del derretimiento y el motivo por el que, de manera contraria, algunos glaciares han crecido, se necesita un nuevo enfoque científico, sentencia una investigadora en Suiza.

Este contenido fue publicado el 07 junio 2021 - 11:00

Francesca Pellicciotti está impaciente. Casi dos años después de la última expedición, no ve la hora de volver al trabajo de campo. “En 2020 tuvimos que cancelar las campañas de medición de glaciares en la India y el Tíbet por la pandemia del coronavirus. Y este año no va mejor”, afirma a swissinfo la glacióloga italiana, que labora desde 2017 en el Instituto Suizo de Investigación para el Bosque, la Nieve y el Paisaje (WSL). “Es una situación difícil porque es importante poder medir continuamente. Además, los créditos para la investigación tienen fecha de vencimiento”.

Profesora asociada de la Universidad de Northumbria (Reino Unido), Francesca Pellicciotti participa en varios proyectos financiados por el Consejo Europeo de Investigación. Su especialidad son los glaciares de altura en América Latina y Asia. “Conocemos bien los glaciares alpinos, pero los de otras regiones del planeta, muy poco. Por eso quería estudiar los glaciares andinos y del Himalaya”.

Francesca Pellicciotti durante las mediciones en el glaciar Langtang Lirung, en Nepal. © Eduardo Soteras

Suiza sumergida bajo seis metros de agua

Casi todos los glaciares del mundo, independientemente de su altitud o latitud, se están haciendo más delgados y están perdiendo masa cada vez más rápido, según una investigaciónEnlace externo publicada a fines de abril en Nature en la que también participó la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (EPFZ). Se trata del análisis más completo y precisoEnlace externo de los 217 175 glaciares del planeta.

Entre el 2000 y el 2019, unos 267 000 millones de toneladas de hielo se derritieron en promedio a nivel mundial por año. Una cantidad suficiente para sumergir toda Suiza bajo seis metros de agua, indica la EPFZ. Entre los glaciares que se funden más rápido se encuentran los de Alaska, Asia y los Alpes.

Solo en muy pocas áreas, por ejemplo en Escandinavia, las tasas de derretimiento de los glaciares disminuyeron durante el período examinado. Los investigadores atribuyen esto a una anomalía meteorológica en el Atlántico norte que ha provocado más precipitaciones y temperaturas más bajas a nivel local.

Cientos de millones de personas en riesgo

“La situación es particularmente preocupante en el Himalaya”, afirma Romain Hugonnet, autor principal del estudio, citado en un comunicado.

Durante la estación seca, el agua de deshielo es una fuente importante que alimenta grandes ríos, como el Ganges, el Brahmaputra y el Indo. “Sin embargo, si los glaciares del Himalaya continúan reduciéndose a un ritmo creciente, países populosos como India y Bangladés podrían enfrentar escasez de agua y alimentos en las próximas décadas”, advierte Hugonnet.

En comparación con los glaciares alpinos, los del Himalaya, la meseta tibetana y la cordillera de Karakorum son mucho más grandes y de mayor importancia, explica Francesca Pellicciotti. “La desaparición de los glaciares en Suiza causaría problemas a los ecosistemas montañosos o la producción hidroeléctrica. Pero si los glaciares asiáticos desaparecieran, cientos de millones de personas en India, China, Pakistán, Afganistán y Nepal sufrirían las consecuencias”.

Riesgo de inundaciones en el Himalaya

Con el retroceso de los glaciares, se crean nuevos lagos en las montañas. En el Himalaya, donde el mayor número de glaciares se encuentra fuera de las regiones polares, uno de cada seis lagos glaciares representa un riesgo para las comunidades en el valle, según un nuevo estudioEnlace externo internacional coordinado por la Universidad de Ginebra. En las próximas décadas, el riesgo de inundaciones provocadas por el vaciado repentino de estos lagos podría triplicarse debido al calentamiento global, según el estudio.

End of insertion

En estas regiones marcadas por la mala gobernanza y los conflictos por el agua, “los glaciares son elementos fundamentales de estabilidad”, subraya la experta.

Según un estudioEnlace externo conducido por la WSL y publicado en mayos en Nature Communications, cerca de una quinta parte del hielo de las cadenas montañosas asiáticas está destinado a derretirse para el 2100, incluso si el clima ya no se calentara.

La anomalía de Karakorum

En algunas regiones de Asia, los glaciares han perdido alrededor del 60% de su volumen desde la era preindustrial, un retroceso similar al observado en los Alpes, señala Pellicciotti. Sin embargo, existen excepciones.

Por ejemplo, en la región de Karakorum, entre Cachemira y China, donde entre 2000 y 2010 algunos glaciares se mantuvieron estables o incluso aumentaron su masa. “Es una evidente anomalía, que de momento no sabemos cómo explicar, aunque se hayan formulado varias hipótesis”, dice la experta.

Según la excolaboradora de la EPFL, sería oportuno ampliar el horizonte de investigación y considerar al glaciar ya no como una entidad aislada, sino como un elemento de un contexto hidrológico más amplio. Un sistema en el que, por ejemplo, se considere también el papel de la vegetación circundante en el ciclo del agua.

“Se necesita un enfoque holístico y diferentes modelos para los glaciares". Solo así, sostiene Pellicciotti, será posible descifrar la complejidad de los glaciares y predecir cómo evolucionarán en el futuro.

Expedición científica en el glaciar cubierto de escombros de Langtang, en Nepal. Francesca Pellicciotti

Protegido por unos centímetros de nieve

Francesca Pellicciotti ha constatado personalmente la compleja evolución de los glaciares durante su investigación en Asia, Chile y Perú. “Cada región tiene una dinámica específica”, señala.

En el arco alpino hay una acumulación de nieve y hielo durante el invierno y un deshielo en el verano. En el Himalaya, la acumulación y el derretimiento ocurren en la misma estación, el monzón.

En las áreas de los Andes tropicales de Perú, la única protección para los glaciares son los pocos centímetros de nieve que caen durante la temporada de lluvias. “Si la nieve se convirtiera en lluvia debido al aumento de temperatura, estos glaciares desaparecerían en diez años”, asienta Pellicciotti.

>> En Bolivia, como lo muestra este video, se quiere preservar el agua de deshielo de los glaciares utilizando conocimientos ancestrales y nuevas tecnologías:

La investigadora, hidróloga de formación, estudia actualmente uno de los fenómenos glaciares menos conocidos y hasta ahora ignorado por los modelos científicos: los escombros que cubren el glaciar.

Glaciares negros

A medida que el hielo se retira, las laderas circundantes se vuelven inestables; Los escombros de rocas erosionadas se deslizan río abajo y se acumulan en la superficie del glaciar. Además, la fundición hace emerger el material atrapado en el hielo. El resultado es un glaciar que pasa de blanco a oscuro. “Con el calentamiento global, nos dirigimos a un planeta de glaciares negros”, subraya la investigadora.

Glaciar cubierto de escombros en las montañas Kangri Garpo, en la parte suroriental del altiplano del Tíbet, octubre de 2019. Marin Kneib

Después de observar miles de imágenes de satélite, Francesca Pellicciotti y Sam Herreid, de la Universidad de Northumbria, descubrieronEnlace externo que más de 29 000 km 2 de hielo a gran altura en el mundo están cubiertos de escombros. “En el pasado se pensaba que estos escombros actuaban como un ‘manto’, protegiendo a los glaciares del derretimiento. Hoy, sin embargo, se piensa que estos glaciares se están reduciendo al mismo ritmo, si no más rápido, que aquellos que no están cubiertos”, explica Pellicciotti.

En la superficie de un glaciar cubierto en el Himalaya, narra, se midió una temperatura de 40 grados centígrados. “Hemos descubierto que un glaciar cubierto de escombros puede absorber mucha más energía térmica que un glaciar blanco. Sin embargo, no está completamente claro qué sucede con la energía absorbida por la capa de escombros y cómo se transfiere al hielo que se encuentra debajo. Ahora queremos entender qué es lo que determina el derretimiento y el adelgazamiento de estos glaciares”.

Traducido del italiano por Marcela Águila Rubín

Únase a la conversación

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.