Navigation

Exigencia de igualdad, a 30 años de la huelga de mujeres

El símbolo de la huelga de mujeres vuelve a emplearse en los diversos actos que tienen lugar en Suiza este 14 de junio. © Keystone / Peter Klaunzer

Las mujeres suizas vuelven a movilizarse este lunes, 30 años después de la primera huelga femenina. En el centro de sus reivindicaciones: no al aumento de la edad de jubilación, mejores salarios y la protección contra la violencia de género y sexual.

Este contenido fue publicado el 14 junio 2021 - 16:01
Keystone-SDA/pi

Cincuenta años después de la instauración del sufragio femenino, cuarenta años después de la consagración del principio de igualdad en la Constitución, treinta años después de la primera huelga de mujeres y dos años después de la huelga feminista de 2019, "las reivindicaciones siguen siendo válidas", afirman los colectivos este 14 de junio en las diversas manifestaciones que este lunes tienen lugar en varias ciudades del país.

Christiane Brunner, una de las principales figuras del movimiento por los derechos de la mujer en Suiza, declaró a Keystone-ATS que "no puede explicarse por qué no se ha conseguido todavía la igualdad". Treinta años después de la primera huelga de mujeres, de la que fue una de las instigadoras, la ginebrina cree que las mujeres siguen teniendo motivos para ir a la huelga. En particular, cree que es necesaria una iniciativa popular para lograr una equidad salarial.

Los salarios más bajos, los empleos a tiempo parcial y el trabajo no remunerado son la causa de las pensiones "escandalosamente bajas" de las mujeres, que son, en promedio, un tercio más bajas que las de los hombres, según la Unión Sindical Suiza (USS). Al ritmo actual de progreso, esta brecha se cerrará en 80 años.

A través de más de 40 acciones de protesta, movilizaciones y manifestaciones, las mujeres exigen respeto con mejores salarios y pensiones tras el retiro laboral.

Por su parte, el Gobierno Federal va a poner a disposición de las pequeñas empresas y organizaciones con menos de 50 empleados una herramienta en línea para comprobar la igualdad salarial. El objetivo es proporcionar a los empresarios la base necesaria para aplicar el principio de equidad por un empleo de igual valor, consagrado en la Constitución.

El 14 de junio de 1991, clave en la historia de Suiza

“Si las mujeres lo decidieran, todo quedaría paralizado”, con esa consigna, miles de suizas interrumpieron sus labores y ganaron las calles hace 30 años para exigir un trato equitativo. Había pasado una década de la consagración constitucional de la igualdad entre hombres y mujeres.

Entre las manifestantes había obreras, profesionistas, empleadas públicas, amas de casa y un largo etcétera de mujeres de todo el país y de todas las regiones lingüísticas.

Denunciaban la lentitud en la aplicación del artículo constitucional sobre la igualdad y reclamaban una legislación que le diera seguimiento.

La protesta, atronadora, colorida y plena de imaginación, tuvo lugar el mismo año en que la Confederación Suiza cumplió 700 años de fundada, una fecha clave en la historia del país.


Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.