Navigation

Premio Nansen 2021 para ONG yemení

Albergue para desplazados en el campo de As Sukhnah, Hudaydah. El conflicto ha convertido a Yemen en escenario de una de las peores crisis humanitarias del mundo y ha desplazado a más de 4 millones de personas dentro del país. La organización humanitaria Jeel Al-bena proporciona a las familias desplazadas ayuda no alimentaria y alojamiento. El ACNUR honra a Jeel Albena con el prestigioso Premio Nansen para Refugiados 2021. HCR

El yemení Ameen Jubran, fundador de la Asociación Jeel Al-bena para el Desarrollo Humanitario (JAAHD), obtuvo el Premio Nansen para Refugiados 2021, un galardón financiado por Suiza y Noruega.

Este contenido fue publicado el 30 septiembre 2021 - 10:00

Atribuido por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), el Premio Nansen es una de las más prestigiosas distinciones humanitarias. Se concede anualmente en Ginebra. El ganador principal recibe 150 000 dólares, de los cuales una gran parte es aportada por la Secretaría de Estado de Migraciones (SEM) de Suiza. Este año, 200 000 francos para el premio y la ceremonia de entrega.

Para la SEM, esta distinción corresponde perfectamente “a los valores que guían la acción humanitaria y la política de refugiados de Suiza”.

La organización Jeel Al-bena proporciona servicios de emergencia a las comunidades del norte de Yemen, donde sobreviven millones de personas desplazadas.

End of insertion

“Es un héroe que presta ayuda de emergencia a sus compatriotas en un momento en que muchas otras organizaciones se han retirado de la región a causa de la guerra”, anotó ACNUR en una declaración sobre la labor de Ameen Jubran.

En entrevista con swissinfo.ch, Ameen Jubran manifiesta su beneplácito: “Este premio nos comprueba que estamos en el buen camino, lo que nos motiva a seguir trabajando”.

Jubran ha sido galardonado por “permanecer en el terreno y fomentar las asociaciones que son esenciales para encontrar soluciones duraderas”, dijo el ACNUR.

Unos 20,7 millones de yemeníes necesitan ayuda humanitaria urgente, entre ellos más de 4 millones de desplazados internos, según datos del ACNUR. De nuevo en guerra desde 2005, Yemen es objeto de una creciente atención debido a las numerosas catástrofes a las que se enfrenta.

Ameen Jubran, ganador del Premio Nansen 2021 HCR

La estrategia da frutos

Ameen Jubran, de 37 años, fue él mismo desplazado por los combates en 2015. Tres años después, estuvo a punto de morir en un ataque aéreo mientras trabajaba para su organización. Sin embargo, se quedó durante todo el conflicto.

El lema de ‘Jeel Al-bena’, una organización que presta servicios de emergencia a los desplazados, es “Por los yemeníes, para los yemeníes”, un valor que estructura el trabajo de la entidad, incluido su proyecto principal, la construcción de refugios sostenibles.

Merced a este compromiso, más de 20000 desplazados internos, según ACNUR, viven ahora bajo un techo; unas 60 000 personas han recibido ayuda en especie, y miles más se han beneficiado de los servicios del centro de habilidades y del programa de rehabilitación de escuelas dirigido por la ONG.

Suiza está muy implicada en Yemen

A pregunta de swissinfo.ch, el Ministerio suizo de Exteriores (DFAE) subrayó que “Suiza apoya los esfuerzos de paz de la ONU en Yemen y ha acogido en múltiples ocasiones conversaciones entre las partes del conflicto, en la Suiza francófona”, y que está “siempre dispuesta a ofrecer sus buenos oficios si las partes del conflicto lo solicitan”. Además, Suiza analiza regularmente la situación en Yemen con los Estados de la región”.

La situación en Yemen

La constante escalada de violencia en Yemen ha trastornado millones de vidas, ha causado la muerte de muchos civiles y provocado desplazamientos masivos. La situación se deteriora rápidamente. La necesidad más urgente para las familias desplazadas es un alojamiento digno, ya que más de una cuarta parte de los cuatro millones de desplazados del país viven en refugios improvisados en campamentos no oficiales. Las condiciones de estos campamentos insalubres son terribles

El riesgo de hambruna a gran escala en el país nunca había sido tan agudo.  Decenas de miles de yemeníes se enfrentan a la inseguridad alimentaria, y otros cinco millones están al borde de la inanición. Las familias desplazadas tienen cuatro veces más probabilidades de pasar hambre que el resto de la población yemení.

Fuente: ACNUR

End of insertion

 Traducido del francés por Marcela Águila Rubín

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?