Navigation

Suiza aligera medidas anti-COVID

El ministro del Interior, Alain Berset, antes de la conferencia del 23 de junio, en la que anunció la reducción de medidas anti-COVID, a partir del 26 de junio de 2021. Keystone / Anthony Anex

El Gobierno de Suiza decidió este miércoles un aligeramiento significativo de las medidas anti-COVID a partir de este sábado 26 de junio, anunció el ministro del Interior, Alain Berset.

Este contenido fue publicado el 23 junio 2021 - 15:44
swissinfo/pi

En vista de la evolución favorable de la situación epidemiológica, del aumento de la vacunación y de los resultados de la consulta con los cantones, los interlocutores sociales y otras partes interesadas, la quinta flexibilización de las reglas para mantener la pandemia bajo control va más allá de lo previsto:

- El teletrabajo ya no es obligatorio, sino recomendable.

- En los restaurantes, el número de personas en cada mesa ya no está limitado.

- Se suprimen las restricciones de aforo y número de participantes en los grandes eventos con certificado COVID, y deja de ser obligatorio el uso de tapabocas.

- Se elimina la obligación de llevar un tapabocas y de respetar las distancias para las actividades deportivas y culturales; ya no hay diferencia entre los deportistas aficionados y profesionales en las restricciones.

- Ya no hay restricciones a la enseñanza presencial en las universidades, las universidades de ciencias aplicadas y los centros de formación continua.

- Ya no es necesario llevar mascarilla en las zonas exteriores de las instalaciones de acceso público.

- Las mascarillas ya no son necesarias en el trabajo y en el nivel secundario superior. Los cantones vuelven a ser responsables de las medidas en los centros de enseñanza secundaria, de enseñanza general y de formación profesional. 

-Se han suprimido las restricciones a la enseñanza presencial en la formación profesional superior, así como en las universidades de ciencias aplicadas y en las universidades, así como la exigencia de exámenes periódicos.

-Las manifestaciones reservadas a participantes que posean un certificado COVID, expedido por las autoridades de salud de Suiza, no tienen ya restricciones. En ese contexto, es posible organizar manifestaciones con más de 10 000 personas y hacer uso pleno de las capacidades de acogida de los espacios para eventos multitudinarios.

-Las reuniones privadas pueden tener un máximo de 30 personas en interiores y 50 en exteriores.

Viajar se vuelve más sencillo

Se levanta la obligación de cuarentena para las personas que entran a Suiza desde el espacio Schengen. Se exigirán pruebas PCR solamente para las personas que llegan en avión desde esa zona y que no están vacunadas ni se están recuperando de la COVID-19.

Berset dijo que el objetivo de la estrategia de restricción de ingreso de viajeros al país -que implica normas de cuarentena para las personas procedentes de países de "alto riesgo"- se centra ahora en los países en los que han aparecido nuevas variantes del Covid-19.

Suiza aligera las restricciones de entrada para los nacionales de terceros países que puedan demostrar que han sido vacunados y que cumplan, evidentemente, con las normas ordinarias de ingreso al país. 

“Decidimos estas medidas esta mañana luego de un análisis profundo de la situación y de los riesgos”, señaló el ministro del Interior y encargado de la cartera de Salud, Alain Berset, en conferencia de prensa este 23 de junio.

“Tenemos la opinión de que la situación permite dar un paso importante hacia adelante ya que tenemos una buena situación en el plano epidemiológico. Las nuevas infecciones han descendido significativamente y a finales de junio estimamos que aproximadamente la mitad de la población adulta estará totalmente vacunada”, añadió.

Alain Berset subrayó sobre las limitaciones que permanecerán vigentes: “Las pocas medidas que se mantienen deben ser respetadas para conservar el control de la situación pandémica”. El ministro encargado de la cartera de salud subrayó que gracias a la prudencia, disponibilidad y voluntad de la población para vacunarse, las condiciones permiten ir más lejos de lo planificado hace dos semanas para aligerar las medidas anti-COVID-19.

El ministro del Interior reiteró que hay que llevar a buen término la fase de vacunación. “Damos un paso valiente, pero no hemos llegado a la fase de la normalización, estamos en la fase de estabilización”, reiteró al observar que las relajaciones de las medidas del 19 de abril y del 31 de mayo no tuvieron un impacto negativo en el desarrollo de la epidemia de la COVID-19 en Suiza. “Suiza se encuentra en una situación envidiable”, que le permite aligerar más de lo previsto las medidas para limitar el número de contagios de la COVID-19.

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.