Navigation

Sanciones a Credit Suisse por casos de corrupción y espionaje

De una crisis a la siguiente: un momento difícil para el segundo mayor banco suizo. © Keystone / Christian Beutler

El banco Credit Suisse fue multado por su papel en un escándalo de corrupción en Mozambique. También ha sido amonestado por las autoridades suizas en relación con un caso de espionaje corporativo en 2019.

Este contenido fue publicado el 20 octubre 2021 - 13:10
Reuters/Keystone-SDA/dos

Un veredicto de las autoridades estadounidenses y británicas dictaminó el martes que Credit Suisse tendrá que pagar unos 475 millones de dólares (439 millones de francos) como consecuencia de los cargos de soborno y fraude relacionados con un escándalo de corrupción en Mozambique.

El banco pagará una multa penal de 175 millones de dólares al Departamento de Justicia de Estados Unidos, 99 millones de dólares a la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC) y 200 millones de dólares a las autoridades británicas. También perdonará 200 millones de dólares de la deuda de Mozambique.

Los cargos están relacionados con los casi mil millones de dólares en ofertas de bonos y un préstamo sindicado que Credit Suisse contribuyó a tramitar entre 2013 y 2016, para financiar una industria estatal de pesca de atún y desarrollar la seguridad marítima en Mozambique.

Gran parte de las ganancias de los llamados "bonos del atún" fueron desviados mediante sobornos a los banqueros de Credit Suisse y funcionarios de Mozambique. Credit Suisse incurrió en fraude contra los inversores y violó las leyes estadounidenses contra el soborno, dijeron las autoridades el martes.

En reacción al veredicto, el banco dijo que estaba "satisfecho con la finalización de los procedimientos". La subsidiaria europea de Credit Suisse también acordó con el regulador financiero suizo nombrar a una tercera parte independiente para monitorear sus transacciones y controles de riesgo.

Espionaje corporativo

En un segundo anuncio, la Autoridad de Supervisión del Mercado Financiero de Suiza, FINMA, indicó el martes que había encontrado "graves deficiencias organizativas" en una investigación sobre un caso de espionaje en Credit Suisse que se hizo público hace dos años y que condujo a la salida del entonces director ejecutivo de la institución bancaria Tidjane Thiam.

Al concluir una auditoría que comenzó en 2020, FINMA informó que había encontrado fallas graves en la administración corporativa del banco, y que las decisiones para llevar a cabo siete "observaciones" se tomaron "de manera informal y sin que se dieran razones comprensibles".

FINMA “amonestó por escrito a dos personas y abrió un proceso de ejecución contra otras tres”, se abstuvo de proporcionar nombres.

Refiriéndose al caso de espionaje, Credit Suisse aseguró que había "tomado medidas decisivas para fortalecer su gobernanza y procesos relevantes".

El banco aún enfrenta un juicio civil por el caso de Mozambique presentado por acreedores en Londres. El Tribunal Superior de Inglaterra ha programado elinicio del juicio correspondiente para octubre de 2023, informa Bloomberg News.

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.