Navigation

“Ingeniería, calidad e innovación, el ADN de Mammut”

Oliver Pabst, director general de Mammut. Mammut
Este contenido fue publicado el 12 agosto 2021 - 09:30
Philippe Monnier

Aunque fue adquirida recientemente por la británica Telemos Capital, Mammut asegura que desea conservar sus raíces helvéticas. El director general de la marca especializada en equipos de montaña, Oliver Pabst, afirma que desea consolidar su presencia en Europa y Japón para después incursionar en el mercado de China. Entrevista.


Fundado en 1862 en la comuna de Seon, en el cantón de Argovia, el grupo Mammut Sports (conocido como Mammut) se especializa en la venta de productos para los amantes de los deportes de montaña. Hoy, el grupo está presente en más de 40 países y emplea a más de 820 personas.


En 2020, Mammut, una empresa perteneciente al grupo Conzzeta, reportó una facturación neta de 218 millones de francos suizos. En abril pasado, Conzetta anunció que había llegado a un acuerdo para ceder Mammut a la sociedad de inversión británica Telemos Capital.

Olivier Pabst en breve

Oliver Pabst ha sido Director General (CEO) de Mammut Sports Group desde septiembre de 2016. Comenzó su carrera en 1993 en McKinsey en Zúrich.

De 2002 a 2005, fue Socio Director de Boards & More Holding SA en Montreux. Posteriormente, de 2006 a 2015, se desempeñó como miembro del consejo de administración y director gerente de varias divisiones de Willy Bogner KGaA en Múnich.

Oliver Pabst tiene un doctorado en economía de la Universidad de San Galo. También siguió el Programa de Liderazgo Global de IMD en Lausana.

End of insertion

SWI swissinfo.ch: ¿De qué forma afectó la pandemia a Mammut?

Olivier Pabst: Nosotros no consideramos la pandemia como una catástrofe, la recibimos más bien como un desafío. Es una crisis que nos dio un verdadero impulso. Concretamente, intensificamos nuestra comunicación con nuestros clientes finales promoviendo el siguiente mensaje: “Quédese en casa, las montañas le esperarán”. Adicionalmente, lanzamos una iniciativa para animar a nuestros clientes a conocer mejor las montañas de su propia región: una campaña que fue vista en las redes sociales más de 35 millones de veces.

SWI swissinfo.ch: ¿Consiguió esta campaña catapultar las ventas en línea de Mammut?

O:P: ¡Ciertamente! En gran medida, esto compensó el cierre forzoso que tuvieron las tiendas físicas. El crecimiento del comercio electrónico solo continuó una tendencia que había comenzado mucho antes de la pandemia. En 2016, nuestras ventas en línea eran inexistentes y ahora este canal de distribución representa una parte significativa de nuestra facturación.

SWI swissinfo.ch: ¿En qué se diferencian ustedes de competidores como Patagonia, North Face o Arc’teryx?

O.P.: Nuestros productos -al igual que los de Arc’teryx- están fuertemente orientados hacia el rendimiento y las actividades en la alta montaña. Pero no consideramos aPatagonia o North Face como competidores directos porque sus artículos se dirigen a los amantes de la naturaleza y los atardeceres.

Por ejemplo: nosotros buscamos constantemente optimizar nuestras mochilas para uso en alta montaña porque, aunque no pesan más de 2,5 kilos, para nuestros clientes es importante que reduzcamos este peso, aunque sea en solo 100 gramos. En contrapartida, las mochilas de Patagonia o de North Face funcionan bien para sus clientes con un peso promedio de 5 kilos.

SWI swissinfo.ch: ¿La oferta de productos de la empresa es muy amplia. ¿Por qué no concentrarse en lo más rentable, o en aquello que saben hacer mejor?

O.P.: Ciertamente, ofrecer ropa, calzado y toda clase de equipamiento para escalar, pero tener también una escuela de alpinismo, es algo complejo y, consecuentemente, costoso. En el pasado, contemplamos dos posibles estrategias de crecimiento: ofrecerle más productos a nuestra clientela ya existente, o proponer los productos existentes a más clientela.

En medio de estas reflexiones, el grupo decidió hace años aumentar fundamentalmente su oferta de productos y esto nos llevó a comprar Raichle (zapatos) y Ajungilak (sacos de dormir).  Pero para limitar costos, lo que sí decidimos fue reducir 20% nuestra oferta desde el año 2016.

SWI swissinfo.ch: ¿Tendrían en la mira privilegiar los productos “de ciudad”, o incluso ofrecer lentes, relojes o perfumes fabricados y comercializados bajo la licencia Mammut?

O.P.: Constatamos que cada vez más personas desean adquirir nuestros productos porque son durables, poseen una gran funcionalidad, son de calidad suiza y tienen un diseño contemporáneo. Respondemos a esta demanda ampliada con nuestra colección “Urbaneering”.  Y los resultados nos animan a seguir este camino.

En lo que concierne a la fabricación y comercialización de lentes, relojes o perfumes bajo nuestra licencia, sé que numerosas empresas dedicadas a la moda y el lujo encuentran esta oportunidad muy atractiva, pero en el caso de Mammut, esto no está previsto.

SWI swissinfo.ch: De acuerdo con Conzzeta, Mammut no tiene suficiente acceso a los mercados fuera de Europa. ¿Telemos Capital le ayudará a resolver este desafío?

O.P.: Para encontrar un nuevo propietario, nosotros realizamos numerosos encuentros con sociedades de capital privado (private equity), oficinas de gestión de patrimonios familiares (family offices) e inversores estratégicos. Los propietarios potenciales estaban basados en Europa, Asia o América del Norte. Pero ninguno de ellos nos permitía reforzar rápidamente nuestra presencia en cualquiera de los tres grandes mercados potenciales que nos interesan, que son justamente Europa, Asia y América del Norte.

Por ello, estamos muy contentos de haber llegado a un acuerdo con Telemos Capital, que es a la vez una institución de capital privado y una oficina de gestión de patrimonios familiares con una visión de largo plazo y sólidas raíces suizas, (Telemos Capital es dirigida por Philippe Jacob, copresidente del Consejo de Administración de Jacob Holding AG).

Además, Telemos Capital cree en el futuro de nuestro sector y en el de Mammut, al tiempo que valora la competencia de nuestros equipos. Concretamente, vamos a iniciar consolidando nuestra presencia en Europa y Japón, donde ya estamos bien establecidos. Pero después los esfuerzos se dirigirán, muy posiblemente, al mercado chino.

SWI swissinfo.ch: ¿Han adaptado su estrategia ahora que tienen un nuevo propietario?

O.P.: Formalmente, la transacción concluyó apenas el 30 de junio del 2021. Nuestra estrategia seguramente cambiará un poco con nuestro nuevo propietario. Es posible que surjan nuevas prioridades. Pero desde mi perspectiva, si nuestro nuevo dueño hubiera sido un inversor estratégico, entonces sí tendríamos que haber esperado muchos más cambios.

SWI swissinfo.ch: ¿Qué actividades de Mammut nunca se subcontratarán?

O.P.: Esta pregunta es central porque muchas empresas de la industria de la confección subcontratan casi todo, menos la gestión de sus marcas. En nuestro caso, estamos muy interesados en mantener la responsabilidad del manejo de la ingeniería, calidad, innovación y estética.  Son “activos suizos” que forman parte de la esencia de nuestro ADN. Esto significa que aunque nuestros productos sean fabricados en el extranjero por empresas externas, el desarrollo de los productos y el control de calidad siempre se realizará internamente en Suiza.

SWI swissinfo.ch: ¿Cómo ve la situación de Mammut en 10 años?

O.P.: Tenemos tres áreas prioritarias: innovación continua, venta multicanal (especialmente a través de herramientas digitales) y, en algún momento, la cobertura del mercado chino. Además, continuamos nuestros esfuerzos en tres iniciativas clave que son la sostenibilidad, la digitalización de la cadena de valor (incluido el abastecimiento) y la inversión en nuestro equipo humano.

Traducido del francés por Andrea Ornelas

Únase a la conversación

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.