Navigation

#LocarnoCloseup

Director de cine kurdo encuentra seguridad y éxito en Suiza

Sero es un niño kurdo, figura en la que se centra la película 'Neighbours'. framefilm.ch

¿Puede una película ayudar a los países de acogida y a los refugiados a aprender a convivir en un ambiente más tolerante? Sí, dice Mano Khalil, cineasta sirio-kurdo-suizo acosado por años de persecución.

Este contenido fue publicado el 07 agosto 2021 - 20:30
SWI swissinfo.ch árabe

Desde que el levantamiento en Siria se convirtió en una guerra abierta en 2012, millones de personas han huido del país, miles de las cuales han llegado a Europa y también a Suiza.

Mano Khalil fue detenido una vez al llegar a Siria simplemente porque un periodista de la antigua Checoslovaquia le había llamado kurdo en un artículo. Por aquel entonces estudiaba cine en Checoslovaquia. Khalil pudo ser liberado, pero pronto tuvo que abandonar Siria por una película que había hecho en secreto y que era crítica al régimen.

Khalil se ha sentido perseguido desde que tiene uso de razón. De niño no se le permitía hacer muchas cosas y tenía miedo de muchas otras. Dice que ni siquiera se le permitía hablar su lengua materna, el kurdo, incluso con sus hermanos en la escuela.

Propaganda del régimen


Khalil se muestra crítico, humano y melancólico en su nueva película, ‘Neighbours’ (Vecinos), que se estrenó en el Festival de Cine de Solothurn en enero y que ahora se proyecta en el Festival de Cine de Locarno dentro de la sección Panorama Suisse

Su historia de niño es también la de todos los sirios de los años 80, dijo Khalil a SWI swissinfo.ch. La película pretende ser "un intento de acercar a los anfitriones a la compleja historia de fondo de las muchas personas que han llegado aquí desde Siria"

En la película, judíos, kurdos y árabes viven en un pequeño pueblo en la frontera sirio-turca, todos ellos vecinos que comparten los mismos problemas y se apoyan mutuamente. Solo cuando un profesor de Damasco llega al pueblo, y difunde la propaganda del régimen, comienza la desconfianza. La propaganda importada se centra en la incitación contra los judíos y en la supresión de la cultura kurda, especialmente de la lengua.

Mano Khalil al filmar 'Neighbours'. framefilm.ch

Contada desde la perspectiva de Sero, un escolar kurdo, ‘Neighbourds’ se mueve a través de las rutinas diarias, expone sutilmente los crueles efectos de la propaganda del régimen. Cuando el nuevo profesor intenta enseñar a Sero y a sus compañeros cómo comportarse con los judíos, hace que los niños se pongan en círculo con un muñeco en el centro. El profesor les tiende un cuchillo uno a uno. Tienen que apuñalar al muñeco lo más brutalmente posible, imaginando que es un judío. Sero se escandaliza y empieza a desconfiar de sus vecinos judíos, que por lo demás son siempre muy amables con él.

Una película para ahora y para siempre

La situación en Siria antes del levantamiento en 2011 no era muy diferente a la de los años 80, señala Khalil. Un régimen que difunde el odio y oprime a la población independientemente de su religión y etnia.

"La familia Assad ha reclamado para sí todo el país. Los sirios son tratados como cuerpos extraños y podrían ser expulsados en cualquier momento", afirma.

Como director kurdo, Khalil se interesa por las preocupaciones de los kurdos en general, no sólo en Siria. Ya abordó la difícil situación de los kurdos en su primera película ‘Donde duerme Dios’, que se rodó en secreto en Siria. La película ganó el "Premio Cine por la Paz" al documental más valioso del año en el Festival de Cine de Berlín (Berlinale) en 2017.

Pero en la década de 1990 Khalil fue declarado traidor y separatista y solo tenía dos opciones: "vivir como un esclavo en Siria y tener un miedo constante a ser detenido, o irse al extranjero".

Eligió esta última opción y pidió asilo en Suiza en 1996. Un país en el que podría disfrutar de su libertad y realizar sus sueños, dice. Sin embargo, el ambicioso director tuvo que pasar inicialmente dos años en un centro de asilo. Ni sus estudios de derecho e historia ni su trabajo como cineasta contaron allí para nada. Subraya repetidamente que "en el centro de asilo no era más que un número en una hoja de papel", en el sentido de que le trataban como si no tuviera nombre ni pasado.

Reconocimiento

No obstante, no se rindió y realizó su primer cortometraje (de 31 minutos), ‘Triumph of Iron’, mientras estaba en el centro de asilo suizo. Rodó casi toda la película solo con una cámara Hi-8 prestada que manejaba a distancia. La película está hablada en eslovaco, albanés, italiano, kurdo, inglés y alemán. Se le permitió proyectar su película en Solothurn, el festival nacional más importante de Suiza, y fue nominado para el premio al "mejor cortometraje".

De repente se hizo un nombre y desde entonces ha podido realizar varias películas y ganar varios reconocimientos, como el Premio de Cine de Berna en 2010 por ‘Nuestro jardín del Edén’, que también fue nominado al Premio de Cine Suizo en 2011. En 2013 ganó el premio principal en Solothurn por ‘El apicultor’, que también fue nominada al Premio del Cine Suizo en 2014.

En la actualidad, Khalil forma parte de la escena cultural suiza.


Refugio interior y exterior

En 2019, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) registró 6,6 millones de refugiados procedentes de Siria, más que de cualquier otro país. Casi el mismo número de sirios -más de 6,5 millones- fueron desplazados dentro de su propio país, según el Observatorio de Desplazamiento Interno, que analiza los datos sobre desplazamiento interno.

End of insertion

 Traducida del inglés por Patricia Islas

Artículos citados

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.