Navigation

COVID-19 y consecuencias para los suizos en el extranjero

SWI swissinfo.ch

A los expatriados suizos, a veces puede pesarles la distancia física y social. La pandemia de coronavirus ha agudizado ese sentimiento. Por ello, SWI swissinfo.ch organizó el lunes 25 de enero una videoconferencia, por primera vez en francés, sobre el tema ‘Coronavirus: cuáles son las consecuencias para los suizos en el extranjero’.

Este contenido fue publicado el 29 enero 2021 - 08:47

Todos aquellos que viven en Suiza lo saben: las medidas sanitarias adoptadas para combatir el coronavirus han provocado un distanciamiento físico y social entre amigos, familiares, colegas. Ese sentimiento se ha multiplicado por diez entre los suizos residentes en el extranjero. “¿Cómo es posible sentir que nos separa un océano cuando estoy a una hora de vuelo de Suiza?”, dijo uno de los participantes.

Además del dolor del alma, la pandemia tiene un impacto muy concreto en la vida de muchos suizos fuera de su país de origen, especialmente de aquellos que tienen sus propios negocios. Y más recientemente, otro tema les inquieta, el de la vacunación contra la COVID-19.

Respuestas concretas a preguntas concretas

Con la participación de Laurent Perriard, de la Dirección Consular del Ministerio suizo de Exteriores (DFAE) y responsable de la Quinta Suiza, SWI swissinfo.ch organizó un debate virtual con los suizos expatriados.

Perriard proporcionó información concreta a los participantes "venidos" de Francia, México, Canadá, Sri Lanka y Bélgica, entre otros países. Recordó, por ejemplo, que, según el artículo 24 de la Constitución, el derecho de entrada en Suiza está garantizado a todo ciudadano suizo. En cuanto a los hijos y los cónyuges, normalmente también son admitidos, bajo ciertas condiciones. Para saber qué documentos hay que entregar a las autoridades, Perriard invitó a los ciudadanos helvéticos afectados a ponerse en contacto con su representación diplomática más cercana.

No hay vacunas en las representaciones diplomáticas

Sobre el tema tan actual de la vacunación, el diplomático recordó que prevalece el principio de territorialidad. Esto significa que los suizos afincados en el extranjero deben vacunarse prioritariamente en su país de residencia.

Por razones logísticas, las vacunas autorizadas por Suiza no pueden ser enviadas a las embajadas o consulados, ya que su transportación y almacenaje son demasiado complicados. Por lo tanto, no será posible vacunarse en las representaciones diplomáticas. Esto también se aplica al personal consular.

Contrariamente, todo aquel que posea un seguro médico en Suiza podrá vacunarse en territorio suizo. Perriard aconseja a los expatriados que no lo tengan, ponerse en contacto con el centro cantonalEnlace externo de su último lugar de residencia en Suiza para saber qué pueden hacer.

Apoyo financiero

A menudo, expatriación rima con independencia profesional, y la pandemia ha afectado especialmente a los autónomos, que, en pocos meses y dependiendo de su ámbito de actividad, lo han perdido todo o casi todo.

Durante la videoconferencia, Perriard recordó que las personas con dificultades económicas deben dirigirse primero a sus familiares y/o a su Estado de residencia para obtener una ayuda subsidiaria. Si ninguna de esas soluciones es posible o existe en su país de adopción, los suizos residentes en el extranjero pueden dirigirse a su representación diplomática más cercana. Esta última determinará si los interesados pueden o no recibir ayuda social.Enlace externo

Además, la Organización de Suizos en el Extranjero (OSE) y las sociedades de asistencia ofrecen también fondos de ayudaEnlace externo.

Cuando se han agotado todos los recursos, el experto recomienda el regreso permanente al país, donde hay más aasistencia disponible. Para ello, el DFAE ofrece ayuda para el retornoEnlace externo y una guía prácticaEnlace externo.

¿A quién dirigirse?

En el sitio web del DFAE, una secciónEnlace externo dedicada especialmente a los suizos en el extranjero responde las preguntas más frecuentes.

Perriard aconseja a aquellos que no encuentren ahí lo que buscan, ponerse primeramente en contacto con su embajada o consulado más cercano y, posteriormente, con el DFAE, sea por correo electrónico o por teléfonoEnlace externo.

“Nuestro país es complicado. Hay muchos actores implicados en la situación actual”, reconoce el diplomático. “Cuando tengan preguntas, no las agrupen en un solo mensaje. Es mejor plantearlas por separado, según el tema. Así podremos trasladarlas a la oficina correspondiente”.

Traducido del francés por Marcela Águila Rubín

Únase a la conversación

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.