Navigation

Efecto Greta: desde Suiza buscan cambio en Europa

Greta Thunberg con otros jóvenes activistas en Lausana (05.08.19). Jean-Christophe Bott/Keystone

Con la presencia de la activista sueca Greta Thunberg arrancó este lunes en la Lausana una cumbre climática que busca lanzar una iniciativa ciudadana europea que exija más medidas para reducir las emisiones.

Este contenido fue publicado el 06 agosto 2019 - 11:50
Keystone-ATS/dos, con colabración de Anna Miller

“Creo que esta cumbre es una gran oportunidad para que los líderes mundiales demuestren que realmente nos han escuchado a nosotros y a la ciencia”, señaló Greta Thunberg en conferencia de prensa.

El encuentro, denominado ‘Sonrisa para el futuro’, incluye talleres y debates sobre la lucha contra el cambio climático y culminará con una huelga el viernes por la tarde. Se prevé la participación de más de 450 jóvenes de 38 países.

La idea, según los organizadores, es aprovechar el impulso de las recientes huelgas juveniles para obligar a los políticos a fijar objetivos más ambiciosos contra el calentamiento climático

Más precisamente, los activistas pretenden lanzar una Iniciativa Ciudadana Europea, un instrumento relativamente nuevo para presentar ideas legislativas a la Comisión de la Unión Europea en Bruselas.

La iniciativa se centra en cuatro demandas clave a la UE: disminución de gases de efecto invernadero en 80% de aquí a 2030. Introducción de un impuesto al carbono en las fronteras. Firma de acuerdos comerciales solamente con los países comprometidos con el límite de 1,5 grados en la temperatura global. Producción de material educativo que explique la urgencia por el cambio climático y ofrezca soluciones.

Se necesitan un millón de firmas para que la iniciativa pueda llegar a Bruselas.

Oposición

Para algunos observadores, el actual movimiento climático puede ser objeto de utilización política en Suiza en víspera de las elecciones parlamentarias. Sus críticas han incluido a Greta Thunberg.

El diputado de la Unión Democrática de Centro (UDC/derecha conservadora) Roland Büchel ha escrito que la activista sueca no es más que una marioneta que opera según los deseos de su padre. Claudio Zanetti, también diputado UDC habló de “abuso infantil políticamente correcto”.

Mientras tanto, el ala juvenil de la UDC lanzó una campaña en línea bajo el hashtag #kretastattgreta (“Creta en lugar de Greta”) para animar a los suizos a pasar sus vacaciones en la isla griega en lugar de involucrase en el debate sobre el clima.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.