Navigation

Brexit: qué ocurre si visita, estudia y trabaja en Suiza

Reuters / Arnd Wiegmann

El impacto del Brexit resuena todavía incluso en un país no miembro de la UE, como es Suiza. swissinfo.ch ha analizado qué es lo que, desde el 1 de enero de 2021, cambia para los ciudadanos británicos que trabajan en Suiza o quieren visitarla de vacaciones, para estudiar o buscar empleo.

Este contenido fue publicado el 10 febrero 2021 - 10:32
Simon Bradley (texto), Julie Hunt (vídeo), Helen James (fotos)

Suiza no es miembro de la Unión Europea (UE), pero mantiene lazos estrechos con el bloque. Unos vínculos que se rigen por numerosos acuerdos bilaterales. Por tanto, la decisión del Reino Unido de abandonar la órbita de la UE también tiene consecuencias para aquellos ciudadanos británicos que quieran visitar, vivir y trabajar en Suiza.

Acuerdo entre Suiza y Reino Unido sobre los derechos de los ciudadanos

Para salvaguardar los derechos ya existentes de los ciudadanos y formalizar los acuerdos futuros para las personas y las empresas en Suiza y Reino Unido, ambos gobiernos han firmado un acuerdo bilateral sobre los derechos de los ciudadanos, así como una serie de acuerdos en las áreas del comercio, los servicios aéreos, el transporte por carretera, los seguros y la movilidad de servicios.  

El acuerdo firmado el 25 de febrero de 2019 protege los derechos de los ciudadanos suizos que viven en el Reino Unido –que adquirieron en virtud del Acuerdo Europeo sobre la Libre Circulación de Personas–, como los derechos de residencia, los derechos de seguridad social y el reconocimiento de las cualificaciones profesionales. En Suiza se aplican las condiciones recíprocas a los ciudadanos británicos. El acuerdo sobre derechos de los ciudadanos entró en vigor de manera provisional el 1 de enero de 2021.  

Los ciudadanos suizos y los miembros de sus familias que quieran permanecer en Reino UnidoEnlace externo, antes del 30 de junio de 2021 tendrán que solicitar un nuevo estatus de residencia en el marco del Plan de Asentamiento (Settlement Scheme), denominado estatus de asentado o preasentado.

El acuerdo entre Reino Unido y Suiza garantiza los derechos de los 43 000 ciudadanos británicos que viven en Suiza, de los 14 000 suizos que viven en Reino Unido y de los cerca de 2 600 británicos que, desde los Estados vecinos de la UE, viajan a Suiza a trabajar.

End of insertion

Antes del BrexitEnlace externo, la ciudadanía británica se beneficiaba del acuerdo europeo de libre circulación de personas y podía viajar, vivir, ir de vacaciones y trabajar en cualquier lugar de la UE y Suiza sin ningún tipo de permiso especial, restricción o cuotas. Pero, desde el 1 de enero de 2021, esto ya no es así.

© Keystone / Christian Beutler

¿Pueden los británicos viajar a Suiza libremente?

La propagación de la nueva variante del coronavirus llevó a Suiza a suspender todos los viajes desde el Reino Unido a finales de diciembre. Estas restricciones se levantaron el 8 de febreroEnlace externo. Sin embargo, Suiza mantiene al Reino Unido en la lista de “países de alto riesgo” y ha impuesto medidas más estrictas para entrar en el paísEnlace externo.  

Se permiten excepciones para los ciudadanos suizos, las personas con permisos de residencia en Suiza y otros casos especiales. Cuando las restricciones actuales se levanten y se reanuden los viajes, en los próximos dos años, los británicos se enfrentarán a algunos cambios.      

En virtud del acuerdo firmado entre Reino Unido y Suiza de derechos de la ciudadanía, los ciudadanos británicos que antes del 31 de diciembre ya eran residentes legales en Suiza o viajeros transfronterizos han conservado los derechos europeos de libre circulación. Aquellos ciudadanos británicos que no adquirieron dichos derechos, sin embargo, son considerados ya como nacionales de terceros países (no miembros de la UE ni de la EFTA).    

Al igual que otros Estados de la zona Schengen, Suiza ha acordado que el visado no sea necesario para estancias cortas. Esto significa que las personas que tengan pasaporte británico podrán visitar Suiza y otros países de la zona Schengen sin visado durante un máximo de 90 días en un periodo de 180 días. Quienes realicen unas vacaciones cortas o visiten a sus familiares no notarán ninguna diferencia. No así quienes viajen a menudo o se desplacen durante largos periodos de tiempo por Europa.  

Y es que a partir de 2022 (todavía la fecha exacta está sin confirmar), para ir de vacaciones y realizar estancias cortas en la UE y Suiza, los ciudadanos británicos deberán obtener un visado. Se prevé que esta visa cueste 7 euros (7,50 francos) y se expida con arreglo a un sistema europeo similar al permiso ESTA exigido para visitar Estados Unidos.

Keystone / Martin Ruetschi

¿Hay controles fronterizos diferentes para los ciudadanos británicos que entran en Suiza?

Según la embajada británica en Berna, desde principios de año, los ciudadanos del Reino Unido tienen que elegir la cola “Todos los pasaportes” en los aeropuertos suizos, en lugar de la cola destinada a los viajeros de la Unión Europea, el Espacio Económico Europeo o de nacionalidad suiza. Y esto independientemente de que sean residentes legales o tengan un permiso de trabajadores transfronterizos. Tampoco podrán utilizar ya las puertas ABC de control automatizado. 

“La semana pasada al volver desde Blighty tuve que hacer de tripas corazón al elegir la cola de “Todos los pasaportes” en inmigración”, escribe Andrew Lavender en la página de Facebook de swissinfo.ch.  

La embajada británica en Berna informa que los ciudadanos con permiso de residencia en Suiza, al cruzar las fronteras helvéticas y de otros países del espacio Schengen, deben llevar siempre consigo dicho permiso junto con su pasaporte (con una validez mínima de seis meses).

Según el sitio web del Gobierno británicoEnlace externo, los británicos que visiten otros países europeos también pueden tener que demostrar que tienen dinero suficiente para mantenerse durante toda su estancia. Y también puede ocurrir que deban sellar su pasaporte y mostrar un billete de ida y vuelta.

Los viajeros de Reino Unido que quieran entrar en Suiza con animales domésticos o productos cárnicos y lácteos también se enfrentan ahora a normas más estrictas.   

Viajar con mascota

Desde el 1 de enero de 2021 no se puede utilizar el sistema de pasaportes para animales de compañía, ya que los animales y productos de origen animal procedentes del Reino Unido están sujetos a las condiciones de importación de terceros paísesEnlace externo. En vez de esto, se deberá seguir un proceso diferente, que dura cuatro meses.

Ahora los animales y productos animales procedentes de Gran Bretaña (Inglaterra, Escocia y Gales) están sujetos a las mismas condiciones de importación que los terceros países. Los animales y productos animales procedentes de Irlanda del Norte, sin embargo, están sujetos a las condiciones de importación de la UE.   

Cuando se viaja desde Gran Bretaña, las entradas o retornos a Suiza con animales de compañía ahora están sujetas a las normas para terceros países. La entrada directa vía aérea con perros, gatos y hurones solo puede llevarse a cabo por los aeropuertos de Ginebra, Zúrich y Basilea. La entrada directa vía aérea con aves solo es posible por los aeropuertos de Ginebra o Zúrich. En caso de entrar al país por tierra a través de la UE, los controles se realizarán a la entrada a la UE, en Francia, por ejemplo. Por lo que los viajeros podrán entrar con los animales en Suiza, como es habitual.

End of insertion


“Ahora, incluso cuando queremos volar de vuelta (desde el Reino Unido), tenemos que vigilar lo que llevamos en la maleta, es decir, no se permiten salchichas ni carne inglesa, además de un montón de otras restricciones”, cuenta en Facebook Amanda Carr, de Zúrich.

Y añade: “Las tarifas de Amazon Gran Bretaña para la entrega desde el Reino Unido a Suiza son mucho más caras ahora”.

© Keystone / Gaetan Bally

¿Puedo obtener un trabajo en Suiza si soy ciudadano británico?

La embajada británica en Suiza insiste en que si usted era residente legal en Suiza antes del 1 de enero de 2021 (unas 43 000 personas), podrá seguir haciendo su vida en Suiza “en líneas generales, como lo hace ahora”.

El acuerdo sobre los derechos de la ciudadanía firmado entre ambos países (ver recuadro) protege a quienes ya vivían y trabajaban en Suiza antes del final del periodo de transición del Brexit.

Aquellas personas que ya tienen un permiso de trabajo conservan todos sus derechos de residencia y empleo. En líneas generales, no necesitan adoptar medidasEnlace externo. Aunque, desde el 1 de enero, los ciudadanos británicos ya no tienen derecho a vivir o trabajar en la UE y Suiza de manera automática.   

Aquellos británicos que en el futuro quieran trabajar en Suiza tendrán que cumplir las condiciones de la Ley de Extranjería e Integración. Uno de los principales cambios es que los recién llegados ahora están sujetos a un sistema de cuotas anuales (2 100 permisos de residencia B de larga duración y 1 400 permisos L de corta duración, para 2021).

Los recién llegados también se enfrentarán a una mayor competencia por los puestos de trabajo. Para cualquier empleo notificado en Suiza, ahora son los segundos en la cola (por detrás de los suizos y los nacionales de la UE/EFTA). Y el abanico de trabajos a los que pueden optar se limita a los puestos altamente cualificados de “directivos y especialistas esenciales”. Los demandantes de empleo ya no pueden viajar a Suiza a buscar trabajo, ya que antes de entrar en el país deben tener un permiso de trabajo.

© Keystone / Christian Beutler

¿Qué impacto tiene el Brexit en las personas que viven y trabajan en Suiza?

Rosie Robson, reclutadora de tecnologías de la información en Zúrich, es testigo de primera mano del impacto de estos cambios. “De repente nos resulta difícil contratar a británicos que aún no residen aquí. Es muy triste”, dice.

Tim Masson, que vive en Basilea, explica que “se siente mal” por los ciudadanos británicos que pudieran querer trabajar para multinacionales farmacéuticas como Roche y Novartis en Suiza.

“Hasta enero de este año habría sido una mudanza muy fácil, pero ahora no lo es tanto. Me alegro de haber tenido la oportunidad de disfrutar de la libertad de movimiento durante mis 20 años y de acabar en la hermosa Suiza”, comenta en Facebook.

Las autoridades británicas reconocen los nuevos retos a los que se van a enfrentar los ciudadanos británicos que en el futuro busquen trabajo en Suiza. Pero afirman que la cuota total es una cifra realista que refleja los promedios anuales anteriores.

Según Nick Stevan, una consecuencia imprevista del Brexit es el empujón para que algunos ciudadanos británicos soliciten la nacionalidad suiza.  

“Como mi esposa es ciudadana de la UE de los 27, con el nuevo “entorno hostil” ya no podremos trasladarnos tan fácilmente al Reino Unido. Con la nacionalidad suiza, si las circunstancias lo exigieran, al menos podría trasladarme al país de mi mujer. Además, mi familia y yo sabemos que tenemos un lugar en el que como mínimo podemos residir. Ahora las puertas del Reino Unido, sin duda, están cerradas para nosotros”, escribe en Facebook.   

La embajada británica en Berna lo desmiente y precisa que el nuevo sistema global de inmigración británicoEnlace externo trata por igual a las personas de todas las partes del mundo, incluidas las que desean reunirse con sus familiares en el Reino Unido. Hasta septiembre de 2020, el Reino Unido expidió 147 448 visados por motivos familiares.

© Keystone / Eq Images / Melanie Duchene

Soy ciudadano británico y quiero estudiar en una universidad suiza, ¿qué ha cambiado?

Para los estudiantes británicos que antes del 31 de diciembre de 2020 ya estudiaban en Suiza, todo sigue igual.

A partir del 1 de enero, sin embargo, los nuevos estudiantes del Reino Unido que deseen estudiar en Suiza están sujetos a la Ley de Extranjería e Integración. Se enfrentan a unas condiciones de entrada más estrictasEnlace externo, pero (como los demás estudiantes de terceros países) no necesitan un visado para entrar en SuizaEnlace externo y tampoco han cambiado las tasas de matriculaciónEnlace externo, que oscilan entre 500 y 2 000 francos por semestre, más unas pequeñas tasas adicionales y decide cada universidad.

Traducción del inglés: Lupe Calvo

Únase a la conversación

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.