Navigation

Apoyo cantonal a mayor exigencia de certificado COVID

Los asistentes al Openair Gampel, en el cantón del Valais, muestran su certificado de vacunación para tener acceso. 20 de agosto de 2021. Keystone / Jean-christophe Bott
Este contenido fue publicado el 27 agosto 2021 - 14:35
Keystone-SDA/sb

Extender el uso de certificados COVID-19 a bares, restaurantes y otros espacios públicos interiores para limitar la propagación del virus es “el camino correcto a seguir”, declaró Lukas Engelberger, presidente de la Conferencia de directores cantonales de salud.

El Gobierno federal sometió a consulta de los cantones y los sectores sociales una propuesta para ampliar la obligatoriedad del certificado COVID-19. El análisis concluye el 30 de agosto.

“Estamos ampliamente de acuerdo con el Consejo Federal [Gobierno] sobre la extensión de la obligación del certificado [COVID-19]”, informó Engelberger a este viernes a la prensa en Berna. Se refirió al certificado como una “historia de éxito”.

El certificado Swiss COVID-19 proporciona la prueba de la vacunación, recuperación o un resultado negativo reciente de una prueba. Actualmente es requerido para ingresar a clubes nocturnos y grandes eventos.

Suiza contempla ampliar esa obligatoriedad a la mayoría de los espacios públicos interiores. La razón: el Gobierno quiere evitar una posible sobresaturación de los hospitales.

“La opinión de una clara mayoría de los directores de salud es que este paso va en la dirección correcta”, precisó Engelberger.

Suiza sufre una cuarta ola del coronavirus con un aumento "muy preocupante" de las infecciones, se acuerdo con las autoridades sanitarias. Los casos nuevos alcanzan niveles de entre 2 500 y 3000 por día. El crecimiento obedece en gran parte a la variante Delta altamente infecciosa que afecta a personas no vacunadas, principalmente en el grupo de edad de 10 a 29 años.

Las admisiones hospitalarias se han quintuplicado durante el último mes, pero el número de muertes relacionadas con la COVID se mantiene en un nivel bajo.

Mientras tanto, la campaña de vacunación se ha ralentizado con poco más del 50% de la población con doble inyección.

De ser confirmada, la extensión de la obligación del certificado COVID-19, incluiría eventos públicos, así como restaurantes, bares, cines, museos, centros deportivos y actividades culturales.


Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.