Navigation

Perspectivas económicas de Suiza este 2021

¿Las economías de Suiza y de la Unión Europea ya han pasado por lo peor o la pandemia aún causará más estragos en 2021? Keystone / Martin Ruetschi

Confinamiento, teletrabajo, prohibiciones para viajar. La pandemia ha sacudido a la economía, pero su poder disruptivo está teniendo efectos diferenciados. Mientras la industria farmacéutica atraviesa ilesa la crisis, la industria relojera sufre como no había ocurrido desde la Segunda Guerra Mundial. ¿Cuál es el futuro de Suiza como lugar de negocios, trabajo e investigación?

Este contenido fue publicado el 02 enero 2021 - 00:00

Reubicación de la aldea global

En tiempos normales, el año económico suizo comenzaría en enero con uno de sus eventos más emblemáticos: la reunión anual del Foro Económico Mundial (WEF) de Davos. En 2020, el WEF estuvo en el centro de la atención mundial debido a la visita del presidente de Estados Unidos, Donald Trump. En 2021, las cosas serán muy distintas: debido a la pandemia el WEF ha decidido celebrar su congreso anual -nada menos que su 50 aniversario- en Singapur.

Esto supondrá una pérdida millonaria para la economía suiza, pero el impacto será mucho mayor.  El efecto simbólico del traslado de este evento mundial a Singapur refleja la creciente competencia de Asia como centro de negocios. Singapur se ha convertido en un serio rival de Suiza, especialmente en materia bancaria. Desde la abolición del secreto bancario helvético, el flujo de fondos que antes se albergaban en Suiza, ahora viajan y aumentan significativamente en Singapur.

En términos generales, Asia está en una posición más fuerte gracias a que encabeza el acuerdo más grande de la historia: la nueva zona de libre comercio asiática, que es la Asociación Económica Integral Regional (RCEP en inglés), que incluye a pesos pesados de la economía como China, Japón, Corea del Sur, Australia e Indonesia. Será interesante ver cómo este tipo de alianzas afectarán al sector de las materias primas helvético, ya que es un sector en donde Suiza ocupa una posición preponderante.

La esperanza de la vacuna

Las perspectivas para la economía suiza en 2021 son mixtas, pero los expertos coinciden en que habrá una recuperación durante el segundo semestre del año. Suiza dependerá más que nunca de sus empresas farmacéuticas multinacionales, un sector que ha crecido rápidamente -actualmente representa la mitad del valor de las exportaciones suizas- porque el coronavirus incluso le fortaleció. Se espera que su importancia siga creciendo y pronto represente más del 10% del Producto Interno Bruto (PIB) suizo.

Y hay otros sectores exportadores suizos que también están dependiendo de la industria farmacéutica para reactivarse y preservar los puestos de trabajo que ofrecen gracias a la campaña de vacunación prevista, ya iniciada a finales de diciembre.

La relojería es una de ellas, ya que actualmente es uno de los sectores suizos más afectados por la pandemia. Las exportaciones de relojes helvéticos cayeron casi 25% en 2020, el mayor descalabro registrado en un año desde que terminó la Segunda Guerra Mundial. Aunque los relojeros suizos se dicen satisfechos con la recuperación observada en China en los últimos meses, también aguardan con impaciencia el regreso de los turistas y la reapertura de las boutiques en Europa y América del Norte.


Menos conocida y visible que la industria relojera, pero mucho más importante en términos de exportaciones y generación de empleos en Suiza (320 000) está la industria de la maquinaria, equipos y metales (MEM) que también enfrenta un futuro muy incierto. Los fabricantes de máquinas herramienta para las industrias relojera, aeroespacial y automotriz se han visto particularmente afectados por la pandemia y serán, probablemente, los últimos en ver los signos de una recuperación sostenida.

Ciencia en 2021: más allá de la pandemia

La pandemia de coronavirus ha cambiado casi todos los aspectos de nuestra vida, incluida la forma en la que compramos, preparamos y comemos nuestros alimentos. El gigante alimentario suizo Nestlé afirma que la demanda de alimentos de origen vegetal, como alternativas a la carne y los lácteos, se disparó durante la pandemia, periodo en el que la gente intentó comer de forma más saludable y también se enfrentó a que los brotes de COVID-19 afectaron la producción de algunas empresas dedicadas a los cárnicos.

Actualmente, Suiza es el hogar de numerosas compañías y empresas emergentes  que están produciendo alimentos de origen vegetal que están cambiando la ecuación de la producción futura de los bienes agrícolas. En 2021, continuará esta tendencia y veremos su impacto en nuestra dieta y también en el cambio climático.

Las nuevas empresas suizas, así como los gigantes de la alimentación como Nestlé, también buscan alternativas a los envases de plástico que se producen a niveles alarmantes. En este ámbito, el 2021 se perfila como un año de avances en la producción de "materiales bioinspirados", es decir, sustentables y que ofrecen alternativas provenientes de la naturaleza para embalajes, pesticidas y productos de otras áreas.

Robots suizos

Dado que las máquinas no se enferman ni propagan enfermedades, la pandemia de coronavirus ha acelerado la automatización de ciertas áreas gracias a los robots y la inteligencia artificial. Pero, ¿es posible confiar en estas tecnologías, explotar todo su potencial para reformar los lugares de trabajo y tener también la certeza de que no caerán en las manos equivocadas? Suiza, centro global de producción de robots e inteligencia artificial, intenta encontrar estas respuestas y ocuparse de estos debates.

Durante el tiempo en el que los viajes y las oportunidades de reunirse fueron limitados en Suiza en 2020, la gente viajo numerosa hacia las montañas y otros sitios en donde el contacto con la naturaleza mitigaba el impacto del aislamiento social. Los planes de grandes proyectos de infraestructura de montaña, como un nuevo teleférico exprés en el Jungfraujoch, uno de los sitios más visitados de los Alpes, siguieron su curso a pesar de la pandemia. Pero ¿cómo afecta toda esta actividad humana a la delicada y crucial biodiversidad que se encuentra en la cadena montañosa más grande de Europa? ¿Y los numerosos glaciales de Suiza, por los que el país es conocido como la “torre de agua” del continente, seguirán allí dentro de 50 años o, incluso, dentro de 20? Nuestra cobertura atiende esos temas, analiza la situación, las políticas y las innovaciones relacionadas.

Y muy por encima de los Alpes, lejos de las preocupaciones de este mundo, se encuentran otros universos que aguardan por ser explorados. El próximo año, la misión de tres años del proyecto satelital CHEOPS -liderado por Suiza- llegará a su fin, pero seguiremos conociendo sus hallazgos, así como otros hitos en la exploración espacial que involucran a la investigación e ingeniería suizas. La tarea de CHEOPS fue estudiar 100 de los más de 4 000 exoplanetas que se han descubierto desde que los ganadores del Premio Nobel de Suiza Michel Mayor y Didier Queloz encontraron el primer planeta de este tipo en órbita alrededor de una estrella distinta al sol. ¿Existe acaso otra Tierra? Probablemente lo sepamos en 2021.

Avances digitales

En el largo plazo, la pandemia también debería generar algunos beneficios a la economía helvética. Suiza era uno de los países más atrasados en materia de digitalización y teletrabajo, según los estándares internacionales. Pero ante la necesidad de sobrevivir, muchas empresas del sector servicios se vieron obligadas a dar un paso al frente en 2020, lo que debería volverlas más competitivas en el largo plazo. Quedan, no obstante, múltiples preguntas sin respuesta con respecto al teletrabajo, como la forma en la que se manejarán temas legales y de protección de datos.

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.