Navigation

“Japón nos conviene”, dice el presidente olímpico suizo

El luchador suizo Steve Reichmuth realiza una práctica previa a su viaje a Tokio. Keystone / Urs Flueeler
Este contenido fue publicado el 23 julio 2021 - 16:34
Keystone-SDA/ts

Al iniciarse este viernes en Tokio la trigésimo segunda edición de los Juegos Olímpicos, el presidente del Comité Olímpico Suizo, Jürg Stahl, analiza para la agencia suiza de prensa Keystone-SDA el delicado contexto que rodea la máxima cita deportiva mundial merced al coronavirus. Explica por qué fue una buena decisión mantenerla y habla de las expectativas para el deporte suizo.

Keystone-SDA: Según las encuestas, la mayoría de la población japonesa está en contra de la celebración de los JJ OO. ¿Es correcto que se lleven a cabo?

J.S.: Sí. Posponer los Juegos [originalmente programados para 2020] fue una opción viable y mucho mejor para todos los involucrados que cancelarlos.

¿Por qué?

Si no hubiera Juegos Olímpicos durante ocho años, el deporte perdería mucho. Hemos visto su importancia durante el año pasado. Siento una gran simpatía por cada uno de los japoneses que tienen miedo y son escépticos acerca de los Juegos. Pero el COI está reaccionando con prudencia, más prudentemente que la UEFA, por ejemplo, con la Eurocopa de Futbol, donde probablemente se excedieron con todos los viajes y los estadios llenos. Pasar de 0 a 100 no funciona, lo importante es volver a la normalidad paso a paso. Los deportistas son muy cuidadosos, pero todo el entorno olímpico también es consciente de la responsabilidad.

Si bien la pandemia no puede ser ignorada, ahora podemos volver al deporte. ¿Cómo percibe esta esta nueva situación?

Después de la parálisis inicial provocada por el impacto de la pandemia, la primera flexibilización de las medidas el verano pasado y el revés en otoño, el deporte competitivo reaccionó bien, no solo en Suiza. Relativamente rápido hubo nuevamente campeonatos seguros y competiciones por un título. Eso dio confianza a los atletas, y por eso estoy feliz, sobre todo por ellos, de que puedan competir en los Juegos.

Delegación suiza en Tokio

Los Juegos Olímpicos de Verano 2020/21 se celebran en Tokio, Japón, del 23 de julio al 8 de agosto.

116 atletas representan a Suiza, 11 más que hace cinco años en Río.

30 compiten en atletismo; en ninguna otra disciplina participan más suizos.

Solo un campeón olímpico suizo de Río también compite en Tokio: el ciclista de montaña Nino Schurter.

El participante suizo de mayor edad es el tirador Heidi Diethelm Gerber (52). El más joven es el nadador Antonio Djakovic (19).

End of insertion

Si vemos los resultados de Suiza en Juegos Olímpicos anteriores, notamos que Japón no es un mal lugar para Suiza…

Por supuesto. Yo solo tenía cuatro años cuando vivimos los días dorados de Sapporo en 1972 [Suiza quedó tercera en el medallero en los JJ OO de Invierno]. Eso realmente dio forma a la [siguiente] generación, a la que pertenezco. En cuanto a los primeros Juegos en Tokio ocho años antes … En ese entonces el equipo de equitación tardaba 60 horas en llegar hasta allá, incluidas cinco escalas. Fue un esfuerzo enorme, pero valió la pena [medalla de plata]. Cuando pienso en esos dos Juegos, puedo decir “Japón nos conviene”. Los japoneses son en general bastante similares a nosotros, en términos de tecnología e innovación. Los augurios son buenos.

Jürg Stahl, presidente del Comité Olímpico Suizo. Keystone / Anthony Anex

¿Qué espera del equipo suizo?

La principal esperanza es que todos regresen a casa sanos, pero también que ganemos muchas medallas, lo que tendría un efecto duradero. La pandemia de COVID-19 realmente ha estremecido al deporte, y Suiza se ha visto sacudida por cuestiones éticas [especialmente la corrupción en la FIFA, con sede en Zúrich]. Por eso es importante que podamos responder en la pista o el campo y devolver algo a los aficionados y las familias que tienen que quedarse en casa, y que el electrizante efecto olímpico llegue hasta sus hogares.

¿Y en el frente deportivo?

Las condiciones son ciertamente buenas para que podamos igualar los excelentes Juegos de Río. Hace cinco años ganamos siete medallas en seis disciplinas. También tenemos esa posibilidad en Tokio. Tenemos al menos una esperanza de medalla en casi todos los eventos en los que participamos. Las federaciones deportivas suizas y sus clubes están haciendo un excelente trabajo. La interacción entre el deporte recreativo, juvenil y de élite es lo más importante; el éxito solamente es posible en este “triángulo”.

En los últimos meses, el deporte se ha convertido cada vez más en el centro de atención política y social. ¿Qué tan duradero puede ser eso?

Si lo hacemos bien, el deporte tiene un gran potencial para lograr esa sostenibilidad. Hay dos aspectos. Por un lado, la necesidad de ejercicio es fundamental para las personas. Por otro, está el componente emocional. El deporte es más que ejercicio. El club deportivo, por ejemplo, ganó importancia como elemento de la sociedad en el momento en que de repente dejó de ser accesible durante la pandemia.

En otoño está prevista una mayor relajación de las medidas anticoronavirus en el deporte. Sin embargo, los casos de COVID-19 están aumentando nuevamente. ¿Podría el deporte enfrentarse a un nuevo revés?

No lo creo. Podemos decir, respaldados por los datos, que con las relajaciones a principios del verano del año pasado, el deporte no fue un factor impulsor de la segunda ola. Los atletas están acostumbrados a aceptar reglas. Por eso han sabido afrontar bien las medidas. No funcionó cuando degeneró en celebraciones y de repente se incumplieron las reglas. Pero en el entrenamiento y la competición normales no fue un problema. Eso nos motiva a […] intentar nuevas reaperturas, pero todos deben seguir asumiendo su propia responsabilidad.

¿Es entonces el deporte un modelo a seguir?

El deporte tiene la capacidad de tender puentes en la sociedad. No puedo pensar en nada mejor que el deporte para permitir que la gente se desconecte y sea feliz por algo, también en tiempos difíciles. Anhelamos la alegría de vivir que puede traer el deporte después de haber sido privados de él.

Únase a la conversación

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.