Navigation

“Angela Merkel ha sido una buena amiga de Suiza”

Para Johann Schneider-Ammann, la pronto excanciller alemana, Angela Merkel, es una mujer culta, modesta y tranquila. El otrora presidente y ministro suizo de Economía nos cuenta algunas experiencias que compartieron, como cuando en una ocasión la señora Merkel le trajo de vuelta a Suiza en su avión.

Este contenido fue publicado el 28 septiembre 2021 - 12:32

Recuerdo con mucho cariño mis encuentros con la canciller Angela Merkel. Fueron experiencias muy enriquecedoras para mí. Me reuní con la Sra. Merkel varias veces durante mi año presidencial (2016). La primera vez fue a principios de año, en la feria de electrónica CeBIT de Hannover. Era importante para ambos que nuestros países fueran y siguieran siendo competitivos e innovadores.

La canciller Merkel captó mejor que nadie la importancia de la apertura del túnel ferroviario de base del Gotardo, y de hecho acudió a la inauguración el 1 de junio de 2016. La apertura del túnel constituyó una muestra de que Suiza quería también aportar su contribución a la Unión Europea y apoyar así el éxito de Europa y de la UE en la medida de lo posible. Merkel lo reconoció y siempre nos trató como parte de Europa. Durante la inauguración, la canciller señaló que con el túnel se fortalecía la comunicación y por tanto la unión con Europa.

En verano de 2016 asistimos ambos a la cumbre de la ASEAN en Ulán Bator. Mongolia mostraba sus mejores galas. Pero el día del regreso todo se complicó para mí, cuenta el expresidente suizo. El avión del consejero federal no obtuvo la autorización para despegar. Me tomé la libertad de preguntar a la señora Merkel si podía volar de vuelta a Berlín con ella. La respuesta llegó sin demora: "Por supuesto; no hace falta decir que entre vecinos nos ayudamos”. Fueron horas muy emocionantes e intensas. Esa reunión improvisada en el avión contribuyó a que la canciller nos ayudara más tarde con el dosier europeo.

Sin Merkel, Suiza pierde una líder íntegra que siempre ha tenido en cuenta la evolución histórica de Europa y de Suiza.

También tengo un buen recuerdo de nuestro encuentro en noviembre de 2016 en la Cancillería Federal alemana. Esa reunión contribuyó significativamente a que los Estados miembro de la UE, los políticos y los administradores de Bruselas buscaran conjuntamente lo que tienen en "común" y les une y no lo "divisorio". La señora Merkel nos mostró el camino con su previsión, sus valores y su actitud, pero también con su enorme conocimiento. Ella ha llegado a la conclusión de que Suiza es más europea que algunos Estados o ciudadanos de la UE. Me gustaría dar las gracias a la canciller por todo ello.

Traducido del francés por Carla Wolff

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.